Lakua alerta de la mayor caída de le economía «en décadas»

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha alertado este viernes de las previsiones de Lakua apuntan a que el PIB de la CAV se contraerá un 10,1% este año y se perderán 30.000 puestos de trabajo. Se trata de la mayor caída de la economía «en décadas».

NAIZ|25/09/2020
Azpiazu
Hernando Lacalle, Pedro Azpiazu, y Jordi Campàs en Lakua. (IREKIA)

El impacto de la pandemia del covid-19 en la economía de la CAV será mayor de lo esperado. Así lo indican las previsiones de Lakua, que estima una caída del PIB del 10,1% en 2020 frente a la previsión de descenso del 8,7% avanzada el pasado mes de junio. El Ejecutivo prevé que se perderán 30.000 empleos este año y en 2021 se recuperarán alrededor de 15.100, de manera que la tasa de paro se situará en el 11,2% este año y en el 10,7% en 2021.

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha dado a conocer estos datos en una rueda de prensa ofrecida este viernes en Gasteiz, donde ha advertido de una «intensa recuperación» en 2021. «La intensa recuperación prevista para 2021 será consecuencia directa de la inusual caída de este año. El efecto rebote que se anticipa para el año próximo es, en gran medida, el resultado de comparar un año en principio típico con una situación atípica», ha detallado.

No obstante, ha subrayado que se trata de la mayor caída de la economía «en las últimas décadas», y ha apuntado que, previsiblemente, los tres herrialdes de la CAV no retornarán al nivel de crecimiento conseguido en 2019 antes de 2022.

En materia de empleo, el Ejecutivo estima que en 2020 cerca de 30.000 personas perderán su empleo, lo que aumentará la tasa de paro hasta el 11,2%. En 2021, la tasa de paro descenderá previsiblemente hasta el 10,7% y se crearán unos 15.100 empleos.

Azpiazu ha destacado de que la industria será el sector más perjudicado por la situación actual, con una pérdida de su valor añadido del 14%, pero también la construcción y los servicios empeorarán notablemente este año. En el caso de los servicios, el descenso del valor añadido será del 9%, aunque esa tasa incluye una evolución de los servicios privados más negativa, que se ve parcialmente compensada por unos servicios públicos expansivos.

A medida que transcurran los trimestres, el Gobierno de Gasteiz estima que la actividad de los grandes sectores se recuperará. Será especialmente notable la reactivación de la industria (10,5%), impulsada por la apertura de los mercados exteriores. Los servicios mejorarán, pero su ritmo será algo inferior al del conjunto de la economía, por las dificultades que tendrá todavía el subsector de turismo y hostelería.

La «recomendación general» de Lakua

Preguntado por la situación de varias empresas industriales que han presentado Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), Azpiazu ha destacado que es necesario «conocer su realidad», y ha apuntado como «recomendación general» que las empresas «procuren destruir el mínimo número de empleos posibles pensando además que, a lo largo del año que viene, la recuperación puede ser un poco más intensa y muchas de esas empresas, enganchadas a esa recuperación, pueden salir de una manera satisfactoria».

«Desde la máxima prudencia, y siendo conscientes de la gravedad de la crisis en la que nos encontramos, es justo reconocer que hay más de un indicador que apunta a cierta recuperación de la economía», ha indicado, aunque ha señalado que no se deben «echar las campanas al vuelo».

«Son momentos en los que necesitamos más que nunca una colaboración real y profunda entre los diferentes agentes económicos, sociales e institucionales porque tan solo el trabajo conjunto y alianzas potentes nos van a permitir salir del agujero con garantías», ha manifestado.