OEE pide a Gasteiz y Madrid que se impliquen en la reubicación de las víctimas de Moria

Ongi Etorri Errefuxiatuak (OEE) se ha concentrado este domingo en la playa de Ereaga desde donde ha recordado que «migrar es un derecho y no un delito» y ha alertado especialmente de la situación en Moria. Por ello, ha pedido a los Ejecutivos de Madrid y Gasteiz que participen en la reubicación de las «personas abandonadas» allí a su suerte.

NAIZ|27/09/2020
Ereaga
Concentración esta mañana en la playa de Ereaga, Getxo. (OEE)

La plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak (OEE) ha llevado a cabo este domingo una concentración en la playa de Ereaga, en Getxo, para denunciar la situación generada en el campamento de refugiados de Moria. Los participantes han rechazado las políticas migratorias de la UE y sus estados miembros y han coreado lemas como «la ley de extranjera mata gente cada día».

Durante la movilización, se han mostrado carteles con lemas como «Nadie es ilegal» y en demanda de «Todos los derechos para todas las personas». «No más seres varados en las puertas de Europa», ha reclamado OEE, que ha definido lo ocurrido en Moria como «la peor cara de la vergüenza» de las políticas migratorias.

Desde OEE han recordado que «migrar es un derecho y no un delito». «Tenemos el deber de denunciar las políticas inhumanas de los gobiernos», han apuntado, al recordar que «Europa se blinda con vallas y lugares de no acogida para intentar frenar un derecho básico de la humanidad: el de buscar un lugar en el que poder vivir dignamente, educar a sus hijos y aportar a la comunidad con su trabajo honrado».

500 muertes en el Mediterráneo

La plataforma ciudadana en defensa de los derechos de las personas migrantes ha considerado que ya se debería saber que «nadie podrá impedir los flujos migratorios, por muy altas que sean las vallas que se levanten».

Durante la concentración se rendido homenaje, asimismo, a «las 500 personas fallecidas en el Mediterráneo» y han reclamado al Gobierno español y al Ejecutivo de Lakua que participen en la reubicación «en condiciones dignas» de las víctimas de Moria.