Marta Igarriz, libre tras 15 años de cárcel y un gravísimo accidente familiar por el alejamiento

Marta Igarriz ha salido de la prisión de Logroño y vuelve hoy a Hernani dejando atrás 15 años de cárcel. Su familia la recupera también tras sufrir uno de los accidentes más graves producidos por el alejamiento en estos últimos años.

R.S.|29/09/2020
Igarriz
Marta Igarriz, con familiares y amigos en Logroño. (Etxerat)

Tras agotar íntegramente la condena, la hernaniarra Marta Igarriz Izeta ha recuperado la libertad esta mañana en la cárcel de Logroño, donde ha pasado los dos últimos años. Allí ha sido recibida por familiares y amigos, y ha posado con una ikurriña y banderolas por la repatriación.

Antes de La Rioja igarriz estuvo presa en Castelló, durante nada menos que once años. Y fue en una de las visitas a esta cárcel mediterránea, en Navidades de 2017, cuando una de sus hermanas, su madre y una tía sufrieron un gravísimo accidente.

La madre de Igarriz padeció rotura de varias costillas, una vértebra cervical y otras dos aplastadas. Su tía sufrió rotura de esternón. Y Ana Igarriz, hermana de Marta, diversas contusiones. Así contaba Ana el accidente y el reencuentro posterior con su hermana prisionera un par de semanas después en entrevista a GARA.

Marta Igarriz fue clasificada posteriormente en segundo grado y trasladada a Logroño. Ha tenido algunos permisos carcelarios, pero no se le ha puesto en libertad condicional pese a tener superados amplísimamente los tres cuartos de condena, como ocurre con otros 80 presos y presas vascas que deberían quedar en libertad este mismo 2020.

Fue detenida por la Policía española en Hernani en 2005, en una redada ordenada por el hoy ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Dos años después se le juzgó y condenó en una vista oral contra el llamado «complejo Donostia» de ETA. En el mismo banquillo se sentó entre otros a Igor González Sola, recientemente fallecido en la cárcel de Martutene.

NOTICIAS RELACIONADAS