0 comentarios

Dos meses


Todas las mañanas en Info7 irratia

Sesenta días es el plazo que se han dado el Gobierno colombiano y la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para el abandono de las armas y la creación de un tribunal especial que juzgue, con espíritu transicional, los delitos cometidos durante décadas de conflicto.

El acuerdo, sellado con apretón de manos público entre el presidente Santos y el comandante guerrillero Timochenko, contempla la conversión del ejército guerrillero en un movimiento político legal. Allá, en Colombia. ¡Qué lejos!

La fotografía del guerrillero estrechando la mano del presidente conservador en presencia de Raul Castro y el representante del gobierno noruego, vista desde Euskal Herria, emociona.

Hoy, allí, se felicitan por los pasos decididos hacia la paz. Aquí, hoy mismo, lamentamos la ausencia de gobernantes españoles con la suficiente dignidad y altura de miras para suscribir una paz que a todos, vascos y españoles, nos diera satisfacción.

En la fachada de la casa consistorial de Bergara está grabado en piedra: ¡Oh, que mucho lo de allá. Oh que poco lo de acá! Eso es lo que hay.

/