1 comentario

El efecto de la piara

Leo, no sin escándalo, que otro seis hombres han sido arrestados por una presunta violación múltiple. Esta vez en Bilbao.

Conozco también el debate sobre si hay que tratarles como manada, es decir como animales, o si son sólo hombres y no fieras.

Me da igual, no es ese el debate que me interesa. Lo que quiero saber, al margen de detalles morbosos que quedan para jueces y forenses, es qué está pasando para que lo que uno no había conocido nunca esté ahora a la orden del día en fiestas y acontecimientos. ¿Sucedía y no nos lo contaban? ¿Existe el efecto contagio también en la depravación? ¿Es una moda dantesca? ¿Existe la burundanga?

No tengo respuestas, pero tiemblo al pensar que las chicas tiemblen al salir de fiesta. Tiemblo cuando pienso que tantos chicos puedan jugar a ese macabro rito que no tiene nada que ver con la sexualidad sino con la dominación y el reto. Tiemblo porque creo que algo estamos haciendo mal. Porque es verdad que no son manadas. Son piaras.

/