0 comentarios

La última de Urquijo


Todas las mañanas en Info7 irratia

Ahora que se ha puesto de moda hablar del “relato”, es decir, de la versión oficial de lo que ha supuesto -y supone- el conflicto vasco y sus terribles consecuencias, ha llegado la hora de desenmascarar los intereses espurios que mueven a más de un agente implicado.

Por poner un ejemplo: Karlos García Preciado tuvo que abandonar su pueblo allá por el año 2000 por acusaciones que se han demostrado falsas 16 años después. Tras su paso por prisión en Italia por espacio de tres años. Se dice pronto.

Y ahora, libre de todo cargo, al regresar a Andoain, sus vecinos le tributaron un merecido homenaje de bienvenida. Poco le ha faltado a Carlos Urquijo, el omnipresente, para presentar denuncia por “manifestación pública de enaltecimiento de terrorismo”. Como la democracia que rige en estos pagos es de cómic, no cabe escandalizarse por el disparate, pero habrá que ir pensando en denunciar al personaje y al cargo. ¿Qué pinta el Gobierno Vasco en este teatrillo?. ¿No va a decir nada?

/