0 comentarios

La venganza como esencia

La venganza que sustituye a la justicia es el veneno que emponzoña las aguas que debieran ser potables.

El caso de Jose Antonio Urrutikoetxea es paradigmático de la esencia misma del régimen español, que no olvida ni perdona que Urrutikoetxea se alzó en armas, allá por los inicios de la década de los 70, contra la dictadura de Franco y los suyos, cuyos herederos siguen copando las más altas esferas del poder español. Poder con mayúsculas: político, económico y militar.

Josu, enfermo, ha sido detenido a instancia española en el interior de la cárcel después de que los jueces franceses hubieran decretado su libertad y uno de los más prestigiosos ex magistrados de la República hubiera anunciado su voluntad de acogerle en su propio domicilio a la espera de operación quirúrgica.

No se habla de justicia sino de venganza. Y tengo para mí que los cargos, no los dichos y redichos por los que lo quieren entre sus garras, se remontan a aquellos primeros años 70, cuando unos pocos resistentes valientes se multiplicaron.

/