0 comentarios

Lecturas


Todas las mañanas en Info7 irratia

Las múltiples lecturas de los resultados electorales en Catalunya, como los mandamientos del catecismo que aprendimos cuando niños, se pueden resumir en dos: O hemos asistido a unas elecciones en términos puros y duros de mayorías y minorías o se ha celebrado un referéndum en términos clásicos. O Sí o No.

Si eran elecciones -algo que parece razonable si tenemos en cuenta que concurrían planchas electorales diferenciadas- los independentistas han ganado de calle. Y si se trataba de un referéndum, es obvio que ha habido muchísimos más ciudadanos y ciudadanas que han respaldado a las opciones que están con el derecho de libre autodeterminación de la nación catalana que los obcecados con esa unidad patria a la que apelaban ejércitos, banqueros y hasta obispos.

Es tiempo de sacar conclusiones y aprender lecciones. Para no terminar haciendo el ridículo fundando naciones forales, claro.

/