3 comentarios

Más que una declaración

El acuerdo firmado por todas las fuerzas soberanistas de Catalunya, Galiza y Euskal Herria es mucho más que una mera declaración de intenciones. Es un compromiso. En eso radica su fuerza y su potencialidad.

Todas las organizaciones soberanistas de estas tres naciones han llegado a un diagnóstico común sobre la esencia del Estado que las oprime y retiene contra la voluntad de sus pueblos. Y si alguien tiene dudas sobre lo último se podría limitar a preguntar a la población.

Ibarretxe quiso hacerlo y le mandaron a casa; Puigdemont lo hizo y se tuvo que exiliar mientras Junqueras y sus compañeros purgan entre barrotes. Urkullu no está ni se le espera y sus voceros balbucean explicaciones sin sentido, como pollo sin cabeza.

Hay que insistir en que han sido todas las organizaciones políticas soberanistas las que han firmado en Llotja de Mar. ¿Y por qué no ha firmado el PNV? La respuesta es tan clara como evidente: Porque no es un partido soberanista.

/