1 comentario

Nada es sencillo en política

Nadie dijo nunca  que sería sencillo pero, como dijo Alonso Quijano a Sancho, a la fuerza ahorcan.

La oferta de EH Bildu al PSN y Geroa Bai para cerrar el paso a la derechona requeté es, sin duda, comida fuerte para las bases abertzales. Y será también plato de difícil digestión en los comedores socialistas. Negarlo sería infantil.

Pero quien conozca los rudimentos de la política entenderá a la perfección la necesidad de fijar primero los objetivos y trabajar luego los instrumentos. Mirar a la cima de la montaña y preparar luego la escalada.

Los resultados electorales en Nafarroa han dejado un cableado enredado de forma infernal, pero lo cierto es que hay posibilidades de negar el pan y la sal a una derecha montaraz y caciquil que ancla sus raices en el pensamiento de Mola, Sanjurjo y el conde de Rodezno.

Quienes han percibido los aires frescos que han aportado los gobiernos del cambio en los últimos cuatro años no se pueden resignarse a que vuelvan a cerrarse las puertas y las ventanas para que vuelva el olor a humedad de las aguas estancadas.

/