0 comentarios

Silencio bajo el sordabirón


Todas las mañanas en Info7 irratia

El bofetón, sonoro y aparatoso, aunque leve, pero bofetón al fin y al cabo, con que recibieron a Rajoy en Pontevedra planea ahora sobre la campaña electoral en el Estado español, y uno piensa que puede llegar a ser determinante para afianzar la anunciada victoria de la derechas.

Y si eso, en sí mismo, resulta lamentable, tiene otros efectos secundarios no menos inquietantes.

Por ejemplo, el manto de silencio que se extiende sobre otros argumentos, como el exhibido por la portavoz del PNV en las Juntas Generales de Gipuzkoa, donde confesó sin rubor que su partido, el que aspira a ganar estas elecciones -por lo menos en la Comunidad Autónoma Vasca- “prefiere un regionalismo amable a un independentismo irresponsable”.

No puede decirse que al comentarista le haya sorprendido la confesión, que casa a la perfección con la diaria práctica jelkide, pero resulta clarificadora.

Ahora ya sabemos a qué quieren ir a Madrid los diputados del PNV, a sonreir autonómicamente.

Una pena que el sordabirón a Rajoy haga que está reveladora proclama se haya silenciado. O casi.

/