0 comentarios

Un fascista tonto


Todas las mañanas en Info7 irratia

El presidente español, Pedro Sánchez, ha estado, dicen, a punto de imitar a Kennedy porque un fascista, hijo de fascista, bien armado, ha estado a punto de arrebatarle la vida de un tiro. El fascista, además de facha, es un tirador de élite y bien pertrechado, con un arsenal más que impresionante. Y además tonto de baba, lo que caracteriza a un fascista también de élite. Por eso cayó con todo el equipo.

Pero la Audiencia Nacional española, ese tribunal heredero directísimo del Tribunal de Orden Público -también fascista- ha determinado que la cosa es menor y que no cabe ubicarla en términos de “terrorismo”, que ellos están para trifulcas nocturnas en Altsasu.

Si alguien sigue creyendo en la imparcialidad, profesionalidad o sensatez de esas señoras y señores que visten sotanas engalanadas con puñetas en los tribunales españoles, mejor que se lo haga mirar.

/