0 comentarios

VIVEN EN LA MENTIRA

 

Con el arranque del nuevo curso escolar en Euskal Herria, la consejera del PSE Isabel Celaá ha tenido a bien desplazarse a Durango. Así lo recogía ayer la edición digital:

http://www.naiz.info/eu/actualidad/noticia/20120903/arranca-el-nuevo-curso-escolar-en-hego-euskal-herria

Cito textualmente este fragmento:

 La consejera de Educación del Gobierno de Lakua, Isabel Celaá, ha inagurado de forma oficial el nuevo curso escolar 2012-2013 en Durango. El nuevo curso arrancará con 6.831 alumnos más en la escuela pública y, según la consejera, quedará «libre de recortes».

Vaya, según la consejera, en la enseñanza pública de la CAV vivimos en una Arcadia feliz, aparte de los recortes que el malo malísimo Rajoy está haciendo por ahí. Pero aquí no, gracias a la firme postura de este gobierno contra los recortes. Manda huevos.

 

Yo debo haberme imaginado todo lo que ha sucedido desde el 2010 hasta ahora, con Celaá en el Departamento de Educación: recortes en la cobertura de sustituciones que afectan directamente a la calidad de la educación y a la carga de trabajo de las y los trabajadores; recortes en las condiciones para las horas de refuerzo en FP, Bachillerato y ESO; recortes en las plantillas, que no crecen en proporción al incremento de alumnado y que incluso a veces ¡bajan! pese a haber más alumnado; recortes en los apoyos educativos; recortes en programas, en formación; bajadas de sueldo, empeoramiento de las condiciones de jubilación … Es más, hay recortes propiamente “vascongados”, como los aplicados al sueldo de las y los funcionarios vascos en caso de baja por enfermedad, que no se están aplicando en otros lugares del estado.

 

Esto lo sabe cualquiera que trabaje en la enseñanza pública. Lo ha denunciado insistentemente la mayoría sindical, en múltiples acciones de protesta que LAB, STEE-EILAS y ELA han llevado a cabo en este ámbito laboral.

 

¿Por qué dice la consejera Celaá eso de que la enseñanza pública que ella gestiona queda “libre de recortes”? Algo parecido decía el ínclito Patxi López cuando decía hace unos días que se presentaba “para ganar” las elecciones. ¿Por qué lo dice cuando él mismo, quienes allí le aplaudían, los y las periodistas presentes, todos y todas sabemos que no se presenta para ganar, que eso no va a suceder?

 

Mienten, dicen cosas que no son ciertas y que ni ellos mismos creen. Viven instalados en esas mentiras, esperando a ver cómo las recoge la prensa del día siguiente. Usan frases y argumentos precalentados y precocinados en los que lo que menos importa es la cantidad de verdad que contienen. Y pretenden que también nosotros creamos en esos mundos de Yupi que nos quieren vender.

 

Mi única duda es si Isabel Celaá, o Patxi López, o tantos otros y otras son conscientes de su propio cinismo. No sé si llegan a creer sus mentiras que dicen, aquellas que produce su propio entorno, esas que alimentan sus argumentarios, en este caso de cara a las elecciones de octubre. ¿Viven en ese su mundo virtual y creen en él o con conscientes de cómo retuercen la realidad cada vez que la enuncian? ¿O todo esto no les importa demasiado y se limitan a “ir a lo suyo”?

 

GEZURRAK HANKA MOTZ

Esamolde zahar honek jakituria herrikoiaren adierazlea da. Gezurrak ez du luzean irauterik, horrekin ez da urrunera helduko. Epe laburrean abantaila ekar dezakeen gezur hori zama jasanezina bihur daiteke berandu baino lehen. Politikarien arloan askotxo dira gauzak beren izenez esaten ez dituztenak, hitza errealitatea adierazteko baino, berau ezkutatzeko erabiltzen dutenak. Politika berriek baldintza honen argitan garatu beharko dira: egia, errealitatearekiko zintzotasuna.

 

 

/