0 comentarios

#CopaACB ¿El final de la tiranía?

 

 

Corría el año 2009 cuando, dirigidos por Dusko Ivanovic y con Pablo Prigioni, Pete Mickeal, Fernando San Emeterio, Mirza Teletovic o Tiago Splitter en sus filas, el Saski Baskonia se alzó por última vez con el trofeo de campeón de copa al vencer al Unicaja de Málaga por 98-100.

Desde entonces solo ha habido dos campeones, el F.C. Barcelona y el Real Madrid, por lo que nos preguntamos si esta edición pondrá fin a la tiranía. Porque este jueves comienza en A Coruña una nueva edición de la Copa de Baloncesto en la que se especula -dicho sea ello con todas las cautelas- con una final sin los dos equipos futboleros, y donde los equipos vascos tendrán mucho que decir.

 

 

Laboral Kutxa Baskonia

El equipo gasteiztarra llega a la cita copera en un momento espléndido y como claro aspirante al título. Bien colocados en Liga –son cuartos empatados con el tercero- y en cabeza en el grupo más difícil de la Euroliga donde ya han vencido al Barcelona y al Real Madrid, entre otros.

De la mano de Perasovic, el Baskonia tiene la mejor y más equilibrada plantilla de los últimos años: dos bases complementarios como Adams y James, una colección envidiable de aleros de toda forma y condición –físicos como Hanga y Blazic y anotadores como Casseur y el recuperado Bertans-, y un juego interior poderoso donde destaca el pivot más dominante y más valorado de lo que va de temporada, Ioanis Bourousis. El gigante griego es la imagen de este “nuevo Baskonia” que tanto nos recuerda al de otras épocas de éxito como la del año 2009.

Uno se imagina que en el Real Madrid se estarán tirando de los pelos incapaces de entender como pudieron dejar escapar a un jugador al que el año pasado apenas daban unos pocos minutos por partido. Es ahí, en la atribución de roles, donde se explica el cambio dado por Bourousis este año: de jugador de rotación a líder de equipo, el pivot griego tiene todos los minutos que necesita para demostrar sus grandes dotes –aunque curiosamente no salga en el cinco inicial.

 

 

En la primera eliminatoria el Baskonia se enfrentará al anfitrión, el Rio Natura Munbus Obradoiro -a quien, por cierto, acaba de vencer en la última jornada de Liga. Entrenados por Moncho Fernández, el equipo gallego está atravesando un mal momento con 6 derrotas consecutivas, solamente dos victorias por encima del descenso.

Su juego se basa en la calidad de sus hombres de perímetro donde destaca el máximo anotador de la Liga, Adam Waczynski, un gran jugador que, sin embargo, arrastra problemas físicos desde hace varias semanas, lo que no le ha permitido rendir al nivel acostumbrado. Si eliminan al equipo gallego el Baskonia se enfrentará al vencedor de la eliminatoria entre el Real Madrid y el Montakit Fuenlabrada.

 

 

El derby madrileño parte con el acostumbrado favoritismo “blanco”, pero puede haber lugar para las sorpresas. El “Fuenla” del getxoztarra Jota Cuspinera lleva un año magnífico -sextos en Liga con 11 victorias- viene de vencer al Unicaja de Malaga, y destacan jugadores como Marko Popovic o Jonathan Tabu.

Enfrente, el Real Madrid llega con muchas dudas. Arrastran un año con múltiples lesiones -como la de Rudy Fernández quien tampoco estará en la Copa-, y se han mostrado vulnerables en demasiadas ocasiones. Es cierto que van terceros en Liga, pero en la Euroliga van a tener que sudar mucho para poder clasificarse a los cuartos de final, por lo que dependerá de la clase de Sergio Rodríguez para poder revalidar el título copero.

 

 

Dominion Bilbao Basket

En el otro lado del cuadro, el Dominion Bilbao Basket tratará de dar la sorpresa frente al F.C. Barcelona en un duelo marcado por la irregularidad de ambos conjuntos.

El equipo Bilbaíno dirigido por Sito Alonso no está atravesando su mejor año: a la ausencia de sus dos jugadores más destacados del pasado año Marko Todorovic y Quino Colom, se ha unido la reciente eliminación de la Eurocup, una competición en la tenían puestas muchas esperanzas.

 

 

La incorporación más destacada de este año ha sido la de Clevin Hannah, un base que está realizando una buena temporada, es cierto, pero que adolece de una cierta irregularidad que termina contagiando al resto del equipo. En cualquier caso, para dar la campanada necesitará contar una vez más con sus viejos guerreros: Raül López, Alex Mumbrú y Axel Hervelle.

Enfrente tendrán al F.C. Barcelona de Xabi Pascual, un equipo pensado para ganarlo todo pero que tampoco está rindiendo como se esperaba, con bastantes dificultades sobretodo en la Euroliga. Nadie discute la enorme calidad de su plantilla –con jugadores extraordinarios como Tomic, Doellman, Rivas y un envejecido Navarro-, ni su extraordinario bagaje en las últimas ediciones de la Copa –con 3 campeonatos y 3 subcampeonatos en las últimas 6 ediciones-, pero existe un cierto aire de final de ciclo en el ambiente, probablemente debido al cansancio que origina ese estilo de Pascual que prima lo físico a lo imaginativo.

 

 

Si los Bilbaínos vencen se enfrentarán al Valencia Basket o al Herbalife Gran Canaria. A los taronja le ha llegado el momento de la verdad. Dirigidos por el siempre infravalorado  Pedro Martínez (en mi opinión un grandísimo entrenador), tienen un juego interior muy sólido -con Justin Hamilton, Bojan Dubljevic y Luke Sikma-, y unos aleros muy aguerridos -donde destaca el ex baskonista Fernando San Emeterio-, que les ha llevado a liderar en solitario la Liga Endesa con solo una derrota -ante el Baskonia precisamente.

Sin embargo, su sorprendente eliminación en la Eurocup, donde partían como claros favoritos, hace preguntarse a muchos si llegado el momento podrán triunfar en un torneo tan exigente como el de Copa. Enfrente se medirán al Herbalife Gran Canaria del incombustible Aíto, un equipo pensado para amargar la fiesta a cualquiera donde destacan jugadores como Alen Omic, Pablo Aguilar o Brad Newley.

En definitiva, nos espera un gran fin de semana de baloncesto donde el Baskonia y el Bilbao Basket tratarán de poner fin a la tiranía del F.C. Barcelona y Real Madrid.

 

Martxel López / Abogado

 

/