0 comentarios

¿Ante quién responde Merkel u Obama?

El de hoy es un tema que no se discute, pero que es primordial en el mundo actual. Nadie me negará que nuestro mundo es cada vez más globalizado. Ello nos repercute en que hechos que ocurren muy lejos nos afectan en nuestro día a día. Un ejemplo muy simple y quizás demasiado facilón es que hace unos años hubo problema de abastecimiento de Play Station 3 por culpa de los piratas somalíes. Este hecho afecto las navidades de no poca gente. Las consolas venían en barco, los barcos no iban demasiado seguros y por eso circulaban menos y más lentos al ir solo con escolta. Además ocurrió el terremoto que a su vez provocó un tsunami que devastó parte de Japón, donde se hacían, o eso decían, parte de componentes.

El ejemplo de antes es mezcla de desastre natural y tema político provocado por la pobreza africana ante todo. No son responsabilidad directa de ningún jefe de estado, ninguno de ellos tiene poder para evitar un desastre natural o solucionar de golpe un problema que se lleva tantos años desarrollando. Sin embargo, otros hechos sí son responsabilidad directa de jefes de estado, y nadie, prácticamente nadie, les pide responsabilidades por sus hechos.

¿Aznar perdió las elecciones por su política afín a los EE.UU.? No, perdió por que hubo una serie de atentados en territorio propio. Ni todas las protestas contra la guerra de Iraq iban a cambiar el sentido del voto, solo cuando la cosa toco directamente al electorado se le pidió que abandonara su puesto mediante las urnas. Esto es un ejemplo de la sociedad española, pero hay ejemplos así en casi todas las sociedades de los países autodenominados “occidentales”. Lo de fuera no afecta a las carreras políticas. 

Varios países europeos más EE.UU. bombardearon, bombardean y seguirán bombardeando otros países. Ello se da por normal. Kosovo, Libia o Siria no son países tan lejanos como Afganistán o Somalia, y aun así no nos inmutamos. No pedimos respuestas a los políticos por su política exterior. En el momento que esa política más nos afecta. Y más que nos afectará en el futuro. 

Nuestros medios nos traen más y más información más local. Las páginas de local son cada vez más importantes, los programas del tipo “tu región en directo”, etc. Los típicos ejempos de lo que se habla en estos espacios es “el problema de la mezquita del barrio”, los “terroristas radicales” de donde sea, la subida de la gasolina a causa del precio del petróleo, la subida del precio del gas y como repercute eso en muchas facetas económicas de la sociedad, y todo eso va acompañado por un debate animado por los medios. La raíz de muchos de esos problemas radica en la política exterior de nuestros estados. 

Nuestros políticos no pueden solucionar las cosas de un día para otro, pero si de verdad les presionamos respecto de su política exterior, les pedimos cuentas, muchos de los problemas que nos crean, que se crean, podrían evitarse. O eso, o si son sinceros con la sociedad, quizás la sociedad acepte su política. Sea de una manera u otra, la sociedad de un estado debe ser consciente de la política exterior que hacen sus representantes se supone que democráticamente elegidos.

Por todo ello hago una apología de la información internacional, el conocimiento que nos debe hacer más críticos para comprender no solo a nuestro alcalde, sino la realidad de la política exterior de nuestro presidente, nuestro estado, nuestro bloque de estados.  

Obama, Merkerl, Rajoy, Urkullu o quién sea debe tener responsabilidad no solo por lo que hacen en casa.

Perdonar por la espera tras el primer post. En los próximos tiempos empezaré a sacar post más a menudo.

/
últimos posts
últimos comentarios