0 comentarios

La legalidad y la ilegalidad, los matones que son matones

En un par de días más los bombardeos rusos en Siria dejarán de ser noticia y serán un zumbido más en el lío mediático. Se puede especular mucho sobre la estrategia rusa, sus perspectivas y demás, pero lo que queda claro, es que en al menos este caso, respetan las leyes. Hay varias naciones que bombardean el suelo soberano de otras sin el permiso de estas. En muchos casos no hay ni declaración de guerra, ni nada parecido. Moscú a día de hoy es el único país a parte de la propia Siria quien lleva operaciones en el país de forma legal.

 

EE.UU., Francia, varios países árabes y seguramente alguno más lo hace de forma ilegal. Tal cual. No hay permiso Sirio. No hay resolución de la ONU que lo permita. Nada de nada. Ilegalidad y agresión. El autoproclamado policía del planeta, EE.UU., hace lo que considera oportuno. Ahora mucha gente afín a la manera de hacer política de Washington no para de especular con lo mal que le irá a los rusos ahí, lo malvados que son etc. Se equivocan, al menos en parte. Los rusos no hacen nada que los norteamericanos no hubieran hecho nada antes. La posición de resquemor de la hinchada yanqui es la de un matón que ve perder su monopolio de la fuerza.

 

Significa esto que hay dos superpotencias? Claro que no. EE.UU. Sigue siendo el dominador del panorama mundial, pero cada vez le salen más problemas en el horizonte en forma de matones que con razón o no aplican la fuerza para promover y defender sus intereses.

/
últimos posts
últimos comentarios