Aritz Intxusta

Un ingeniero doma al ratón del ordenador para que lo usen personas con Parkinson

Antonio Liberal, un informático aquejado de Parkinson, ha desarrollado una herramienta para que el ratón no haga caso a los temblores o al agarrotamiento de las manos de las personas con esta enfermedad. La asociación de telecos de Nafarroa le ha nombrado Ingeniero del Año.

Mouseheper permite adaptar la sensibilidad del ratón en cualquier momento. (GETTY)
Mousehelper permite adaptar la sensibilidad del ratón en cualquier momento. (GETTY)

Antonio Liberal va camino de ser Ingeniero del Año, por la Asociación de Ingenieros de la Telecomunicación de Nafarroa. Lo será oficialmente este fin de semana, que es cuando tiene lugar la ceremonia. Liberal es ingeniero informático, un desarrollador de software, que ha creado una herramienta para configurar el ratón del ordenador. Con ella se pueden personalizar los movimientos, para que cada uno mueva a su gusto el aparato. Claro que no ha desarrollado por gusto la herramienta. No, lo ha hecho porque tiene Parkinson. 

Su herramienta, que está colgada aquí para que acceda a ella todo el mundo, se llama Mousehelper. Con ella se puede hacer que el ratón ignore clicks involuntarios al botón o los temblores característicos de la enfermedad. O, también, configurar las operaciones de arrastre para que la máquina entienda qué es lo que quieres hacer, porque de otro modo se convierten en «un suplicio». 

En las última semanas, Liberal ha dado unas cuantas entrevistas. No le ha sido del todo fácil. Acaba de escribirlo en su blog, ‘Diario de un Parkinsoniano´: «Cuando presenté ese programa, no pensaba en ningún tipo de reconocimiento, ni mucho menos. Tan solo quería, y sigo queriendo, darle la mayor publicidad posible, para que gente como yo, con problemas de movilidad para manejar el ratón, pudiera sentirse cómodo y disfrutar con lo que hace». 

Le diagnosticaron Parkinson temprano en 2016, pero él, que tenía 44 años, quería seguir trabajando y necesitaba el ratón. Así que se puso a desarrollar una herramienta «para intentar solucionar su problema», después de buscar y buscar y no encontrar nada parecido. 

Desde hace un año, Mousehelper es una realidad. Tiene su portal para las descargas y sus cuentas en Twitter, Facebook y demás. Lo que no tiene es ánimo de lucro. Se pueden hacer donaciones, pero no para que Liberal cobre, sino a la Asociación Navarra de Parkinson (Anapar) o a la Federación de Parkinson. 

«Hay una mujer que fue a la asociación Anapar con un sobre con 150 euros que quería donar porque el programa le había ayudado mucho» y «una chica me escribió diciendo que su padre había conseguido mover otra vez el ratón» del ordenador, ha destacado el informático navarro en una entrevista con Efe.

Una de las principales virtudes de Mousehelper, según destacan Liberal y los usuarios de Anapar que la han estado probando, es que se puede ajustar el ratón «en tiempo real« al grado de temblor del momento, ya que los síntomas del Parkinson varían durante el día.

Mejoras para casos agravados

Liberal, aun con todo, sigue perfeccionando su herramienta. Aspira ahora a usar un joystick para controlar el ratón. Se trata de funcionalidades para casos de Parkinson más avanzado. Como al principio, va identificando las necesidades conforme observa cómo sus temblores aumentan y el control sobre sus manos disminuye. «La enfermedad ha ido avanzando y al final me tengo que ir adaptando. No quiero dejar de soñar, de seguir siendo lo que quería ser de mayor, un informático», ha contado en esa entrevista con Efe. 

Hay 2.000 enfermos de Parkinson en Nafarroa y la prevalencia de la enfermedad está aumentando con los años. El más joven de los diagnosticados tiene 28 años.