12/04/2015

Antonio ÁLVAREZ-SOLÍS
Periodista
Algo que es verdad

Desde que un fontanero parado, que nos desatasca de vez en cuando el albañal, me dijo que votaría al Sr. Rajoy porque nos está sacando del desastre, he dado en reflexionar sobre dos cosas en las que no había reparado: la primera, por qué se nos obtura tantas veces el desagüe, y la segunda, los discursos electorales del presidente del Gobierno.

La primera reflexión me ha llevado a dudar de la inteligencia del fontanero. Y la segunda meditación me ha conducido a descubrir la cantidad de cosas que se pueden decir. Por ejemplo: Rajoy ha subrayado que su partido hace «cosas de seres humanos normales», lo que me ha empujado a dudas antropológicas. Ante todo ¿en qué consiste ser normal? ¿Se es normal votando al PP? ¿Es normal mi fontanero? He aquí una gran cuestión de cara a la nueva situación prometida por el Sr. Rajoy. Otra afirmación que ha mejorado algo mi opinión sobre el presidente es lo que concluye sobre sus adversarios: «son amateurs que lo cuestionan todo, que dicen que nada funciona, que lo ven todo negro y si sale el sol, sufren». Esto último es verdad. Yo me dormí al sol en un hotel de Menorca y tuvieron que hospitalizarme. Por tanto, tiene razón el Sr. Rajoy. Hay que tener cuidado con el sol y no con el PP. Pueden ser reñidas las elecciones.