29/06/2017

Chipriotas griegos y turcos retoman el diálogo desde posturas opuestas

Las negociaciones para la reunificación de la isla de Chipre se retomaron ayer en Suiza desde posturas «diametralmente opuestas» de las delegaciones chipriotas griega y turca sobre las garantías de seguridad, aunque con una «actitud positiva», según la ONU

GARA|crans-montana
0629_eko_chipre

«Los chipriotas griegos y turcos retomaron ayer en Suiza las negociaciones sobre la reunificación de la isla, dividida desde hace 40 años en uno de los conflictos más antiguos del planeta.

«La atmósfera es positiva, hay una actitud extraordinariamente positiva», afirmó Jeffrey Feltman, el subsecretario de la ONU para asuntos políticos.

Las negociaciones tienen lugar en la estación de esquí de Crans-Montana, a 1.500 metros de altitud.

El emisario especial de la ONU, el noruego Espen Barth Eide, tiene la compleja tarea de intentar reconciliar a las dos comunidades para crear un estado federal y poner fin a la división del territorio, vigilado desde hace décadas por cascos azules de la ONU a lado y lado de la llamada «línea verde».

Eide explicó que las delegaciones discutieron ayer la cuestión de las garantías de seguridad del futuro Estado, sobre las que los puntos de vista son diametralmente opuestos.

La última ronda de negociaciones, celebrada en enero en la montaña suiza de Mont-Pèlerin, fue un fracaso a pesar de pequeños avances. Según el mediador, en la ronda de enero se lograron «progresos importantes» en cuestiones como el futuro reparto del poder, la restitución de las propiedades confiscadas, las relaciones con la UE o el reparto territorial entre las dos comunidades.

«No será fácil y no hay ninguna garantía de éxito», afirmó el mediador antes de que comenzaran las negociaciones, que se prevé que duren cinco meses. Pese a todo, opinó que se trata de una «ocasión única porque después de décadas de división es posible encontrar una solución».

El presidente chipriota Nicos Anastasiades y el dirigente chipriota turco Mustafa Akinci celebraron una primera reunión en presencia de representantes de los ministros de Exteriores de los llamados «garantes» de Chipre, Turquía, Grecia y Gran Bretaña, la antigua potencia colonial.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, también se encuentra en Suiza. Chipre es miembro de la UE desde 2004.

Fallo decisivo en el conflicto esloveno-croata

El tribunal permanente de arbitraje de La Haya debe fallar hoy sobre el conflicto territorial en la Bahía de Pirán, en el Adriático, que empaña las relaciones entre Eslovenia y Croacia desde hace 25 años. En este decorado de postal, Eslovenia reivindica la soberanía sobre toda la bahía, mientras Croacia reclama la mitad. Para Eslovenia supone garantizar su acceso a aguas internacionales, en un país que solo posee 46 kilómetros de costas y espera con ansiedad la resolución. Pero Croacia la ve con indiferencia, después de haber anunciado que no reconocería el arbitraje. Zagreb lo aceptó en 2009 a cambio de que Eslovenia levantara su veto a la entrada del país en la UE. Pero en 2015 anunció su retirada tras un escándalo que implicaba a un juez esloveno del Tribunal. La Corte consideró la retirada «nula», pero el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, recordó hace unos días que nada ha cambiado y Zagreb no se siente ligado a la decisión. Este rechazo podría ser perjudicial para Croacia; se expone a un proceso y a una peor situación ante Bruselas.GARA

CONCENTRACIÓN


Un pequeño grupo de manifestantes enarbolaron pancartas cuando llegaron las delegaciones para demandarles que lleguen a un acuerdo duradero.