18/09/2017

Marruecos aleja a 460 y 1.300 kilómetros a 18 de los 19 presos de Gdeim Izik
GARA|RABAT

Los familiares de los 19 saharauis condenados por el campamento protesta de Gdeim Izik, a las afueras de El Aaiun, denunciaron la política de dispersión contra los presos, que en la madrugada del sábado fueron trasladados a prisiones marroquíes muy alejadas de El Aaiún, donde viven sus allegados. 18 de los 19 presos fueron trasladados a seis prisiones situadas la más cercana a El Aaiún a 460 kilómetros y la más alejada a 1.300.

«Los familiares de los presos políticos saharauis (...) condenamos el desplazamiento forzoso que sufrieron nuestros seres queridos detenidos injustamente por el régimen del reino alauita», subrayaron en un comunicado.

Cientos de saharauis acamparon a las afueras de El Aaiún en 2010 para denunciar su situación social y económica en lo que muchos consideran el inicio de la Primavera Arabe. Sin embargo, las autoridades marroquíes disolvieron la protesta, que vincularon con el independentismo saharaui, y detuvieron a numerosos activistas saharauis, incluidos los 23 que fueron condenados. De ellos quedan 19 en prisión.

Organizaciones como Amnistía Internacional denunciaron el proceso judicial plagado de irregularidades y que las declaraciones fueron obtenidas bajo tortura. El primer juicio realizado por un tribunal militar fue invalidado por el Tribunal de Casación de Marruecos. El segundo juicio comenzó en diciembre de 2016 y gran parte del mismo se celebró sin la presencia de los acusados, que en mayo decidieron boicotearlo. En julio de este año se dieron a conocer las sentencias, duramente criticadas a nivel internacional por su severidad. Los jueces dictaron ocho cadenas perpetuas.