20/09/2017

246 millones por «peligrosidad» para las FSE en cuatro años sin ETA

El Gobierno español ha gastado 246,3 millones de euros en el pago de «incentivos de peligrosidad» a las FSE y otros funcionarios destinados en Euskal Herria entre 2012 y 2015, cuatro años con ETA ya inactiva.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0920_eh_gc

A pesar de que ETA anunció el 20 de octubre de 2011 el final de su actividad armada, en una decisión verificada por instancias internacionales y hasta la Fiscalía del Estado, el Gobierno español ha seguido pagando «incentivos de peligrosidad» a policías y guardias civiles destinados en Euskal Herria, además de a funcionarios de prisiones y otros cuerpos del Estado. En la actualidad son un total de 6.579, para los que se destinan aproximadamente 60 millones de euros al año. La cifra suma 246,3 millones entre 2012 y 2015.

En noviembre de 2016 la diputada de EH Bildu, Marian Beitalarrangoitia, preguntó al Gobierno de Mariano Rajoy por los complementos salariales de los miembros de las FSE destinados en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa en los años mencionados, teniendo en cuenta que «las razones que se esgrimían para el abono de estas cuantías han variado considerablemente». La parlamentaria hacía mención expresa al anuncio del fin definitivo de la violencia por parte de ETA en 2011 y cuestionaba si eso había supuesto la eliminación de pluses a algún colectivo o se preveía hacerlo.

El Ejecutivo español ha tardado casi un año en responder, y avisa de que «en el momento actual no se ha decidido suprimir retribuciones económicas a los funcionarios destinados en el País Vasco y Navarra».

Días libres y condecoraciones

Policías y guardias civiles, funcionarios de prisiones y otros empleados públicos reciben un plus mensual de peligrosidad, que en el caso de las FSE asciende a 653,9 euros al mes.

En 2012 esto tuvo un coste de 63,8 millones de euros. Una cifra que se redujo a 62,3 millones en 2013; 60,4 en 2014 y 59,4 en 2015. El descenso de la cantidad anual se debe a la leve reducción de efectivos que se ha producido en estos años.

Además de pluses económicos, estos funcionarios destinados en Euskal Herria reciben también beneficios en forma de días libres, que pueden ser de hasta treinta anuales en algunos cuerpos.

Los guardias civiles con al menos tres años de permanencia en estas tierras vascas obtienen además derechos preferentes para la provisión de destinos por antigüedad.

Junto a ello, la respuesta del Gobierno especifica que los guardias civiles destinados un tiempo en Euskal Herria pueden solicitar la Cruz de la Orden del Mérito con distintivo blanco.

EN CIFRAS

 

6.579

funcionarios del Estado cobran un plus de peligrosidad en Euskal Herria. De ellos1.919 son policías nacionales, 3.869 guardias civiles, 775 funcionarios de prisiones, 179 de «cuerpos generales» y 16 «personal laboral».

653,9 €

mensuales es lo que cobran los miembros de las FSE por este concepto. El plus de los carceleros varía en función de su puesto. El de «cuerpos generales» es de 160,93 euros al mes. Y el del «personal laboral», 100,34 euros mensuales.

30 días

Los miembros de la Policía española y de los Cuerpos Generales destinados en Euskal Herria tienen permisos especial de descanso, no superiores a 30 días anuales.

11días

Los guardias civiles disponen de crédito adicional de once días hábiles de vacaciones por año de servicio efectivo y otros tres días para asuntos particulares.