GARA
tokio

Abe consigue la mayoría necesaria para cambiar la Constitución

La cómoda victoria en las elecciones legislativas de la coalición del primer ministro japonés, Shinzo Abe, le permitirá contar con la mayoría de dos tercios en la Cámara baja, necesaria para su proyecto de cambiar la Constitución con el fin de hacer oficial el Ejército nipón y aumentar su capacidad de acción exterior. Además, refuerza su postura de alineamiento con Estados Unidos frente a Corea del Norte y le permite continuar con su programa económico.

gara-2017-10-22-Noticia

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, obtuvo ayer una amplia victoria en las elecciones legislativas anticipadas, tras una campaña centrada en Corea del Norte. La coalición de derechas formada por el Partido Liberal Demócrata (PLD) de Abe y el partido Komeito tiene garantizados al menos 312 escaños de los 465 de la cámara baja,.

En el poder desde finales de 2012, después de un primer ejercicio fallido en 2006-2007, Abe podría mantenerse al mando hasta 2021, y convertirse así en el político que más tiempo ha ocupado el cargo de primer ministro en su país.

Antes de las elecciones, su coalición de gobierno contaba con 318 escaños, pero una serie de escándalos socavaron su imagen y aumentaron el riesgo de una derrota en las legislativas inicialmente previstas para dentro de un año. En ese contexto, Abe decidió adelantar los comicios, aprovechando que la oposición se encuentra muy fragmentada. De hecho, el Partido de la Esperanza (derecha) de la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, se quedó en 58 escaños. Koike adelantó sus disculpas a los electores «si mis palabras y mi comportamiento los han molestado».

Con su cómoda mayoría, Abe refuerza su postura de apoyo a su aliado estadounidense respecto a Corea del Norte, consistente en mantener «todas las opciones» sobre la mesa, incluyendo la militar.

«Mi tarea inminente es actuar con firmeza respecto a Corea del Norte. Para ello, se necesita una diplomacia fuerte. Quiero reforzar nuestra potencia diplomática después de la confianza que hemos obtenido», declaró ayer. La coalición de Abe mantiene, además, su mayoría de dos tercios en la cámara baja, una condición necesaria para convocar un referéndum sobre un cambio de la Constitución, cuyo artículo 9 establece la renuncia «para siempre» a la guerra, reconocer en el texto al Ejército y así potenciar las capacidades militares a nivel internacional.

Abe, sin embargo, no mostró gran urgencia ayer y afirmó que antes «intentaremos tener el apoyo del mayor número [de diputados] posible». Esta reforma histórica cuenta con un fuerte rechazo entre los japoneses y países vecinos como China y Corea del Sur al considerarla una vuelta al militarismo.

El primer ministro podrá seguir además con su ambicioso programa económico, conocido como «Abenomics».

Astuto estratega en el interior y pragmático en el exterior

Conservador de tinte nacionalista, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, es un estratega astuto en política interior y un pragmático en el plano exterior. Abe se mantiene en el poder desde que volvió como un salvador en diciembre de 2012, tras el periodo en que la centroizquierda ocupó el ejecutivo (2009 -2012). Preparado desde muy joven para ejercer el poder, y marcado por la historia familiar de dos generaciones de dirigentes políticos antes que él, Abe ha sido tratado de arrogante y obtuso. Exhibe su estrategia de reactivación económica y ha construido su reputación sobre su firmeza ante Corea del Norte y sobre su proyecto de un Japón capaz de defenderse militarmente sin arrastrar indefinidamente la carga del arrepentimiento frente a China y Corea del Sur. Por otra parte, se adapta a cada cambio de presidente estadounidense –fue el primer dirigente en precipitarse a Nueva York para entrevistarse con Donald Trump tras su elección– a la vez que intenta no ofender al presidente ruso Vladimir Putin.GARA