06/11/2017

Más de una veintena de muertos en un tiroteo en una iglesia baptista de Texas
GARA|austin

Más de una veintena de personas –entre 20 y 27, según las fuentes– murieron ayer por los disparos realizados un individuo que irrumpió en una iglesia baptista de la localidad de Sutherland Springs, en Texas. El atacante murió abatido.

El atacante irrumpió en la Primera Iglesia Baptista de Sutherland Springs, una pequeña comunidad a unos 50 kilómetros al sureste de la ciudad texana de San Antonio, poco antes del mediodía (18.00 GMT) y abrió fuego durante el servicio religioso dominical, al que asisten usualmente unas 50 personas.

«Diría que hay 20 muertos o más. No estoy seguro», explicaron autoridades del condado de Wilson, donde se ubica la iglesia, en declaraciones al diario “The Houston Chronichle”. Además, el número de heridos superaría también la veintena. Otras fuentes indicaron en declaraciones bajo condición de anonimato que podrían ser hasta 25 los fallecidos y 15 los heridos. Albert Gamez Jr., comisario de Wilson, declaró a AFP haber sido informado de un balance de «27 muertos y más de 20 heridos», aunque esperaba la confirmación del balance.

«Nuestras oraciones van a todos aquellos que fueron afectados por este acto demoníaco. Nuestros agradecimientos a las fuerzas del orden por su respuesta», indicó el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un mensaje difundido por la red social Twitter.

El tiroteo ocurrió dos años después de que un supremacista blanco, Dylann Roof, entrara a una iglesia de Charleston, Carolina del Sur, y matara a tiros a nueve afroamericanos.

Hace un mes, un hombre armado disparó desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a centenares de personas que asistían a un concierto al aire libre, y la semana pasada un ciudadano uzbeko arrolló peatones y ciclistas en Manhattan con una camioneta, con un saldo de ocho muertos, una acción que fue reivindicada por el Estado Islámico (ISIS).