Iñaki TELLERIA
Athletic

A rezar para ver si, al menos, tienen puntería

El equipo rojiblanco necesita los puntos como el comer para no meterse en problemas clasificatoriosante un rival al que solo le vale ganar para no dar por perdidas todas sus opciones de salvación.

gara-2018-02-24-Noticia


ATHLETIC-MÁLAGA

Un equipo, el de casa, que busca su razón de ser esta temporada y otro, desesperado, a un paso de claudicar, serán los que se enfrenten esta tarde en San Mamés. El Athletic, para quien a cuanto más flojo sea el rival peor, se supone que tiene una buena oportunidad de sumar tres puntos que le alejen del peligro.

El rival es un Málaga que entrena un González, José, que sustituye a otro González, Miguel –más conocido por Michel– y que no termina de enderezar un trasatlántico que tiene una vía de agua y se va escorando partido a partido hacia Segunda División. Lo del dinero que el jeque iba a poner parece una broma y es que comparado con el del PSG o el del City éste parece el pariente pobre o el ladrón de Bagdad que solo tiene calderilla. El caso es que el rival que aterriza hoy en Bilbo está a punto de recibir la puntilla.

La verdad es que poco importa el equipo que se va a enfrentar a Kepa e Iñigo Martínez y otros nueve –Ziganda debe descartar a dos de los veinte que ha convocado, incluido Kike Sola– y es que la entidad del rival da igual a este Athletic que lo confía todo a su puntería. El jueves en Europa League volvió a jugar a lo del patadón arriba y que corra Williams, y hoy nos espera otra de lo mismo, con lo que no queda otra que confiar en que el propio Iñaki, Aduriz o Raúl García estén inspirados.

Con «mentalidad ganadora»

En cuanto al rival, el Málaga, su entrenador, José González, dijo ayer que viajan a Bilbo «con la mentalidad ganadora», ya que tienen que «ofrecerle algo a la afición para que crea» en su equipo. «Si ganamos allí estaríamos más cerca de la siguiente victoria. Nosotros no pensamos en el rival, pero estamos deseosos de sumar tres puntos jugando como en Eibar y no como ante Las Palmas», relató teniendo más claros sus deseos que las posibilidades de su equipo.

El técnico del Málaga añadió que la permanencia, que está a siete puntos, «se está poniendo barata» y que en «condiciones normales con trece puntos –los actuales del Málaga– en esta jornada estarías muerto», cuando restan catorce partidos para concluir la Liga.

Buen balance reciente

En cuanto a los datos, el Athletic ha sumado cuatro victorias y cinco empates en las nueve visitas del Málaga en la última década. Su último triunfo en La Catedral se remonta al 18 de septiembre de 2005, cuando los dirigidos entonces por Antonio Tapia se impusieron 1-2 gracias a un gol en el tiempo extra de Hidalgo que desniveló los tantos de Edgar y Lacruz.

Los 400 de Aduriz

Por otra parte, si juega hoy, Aritz Aduriz tendrá la oportunidad de disputar su partido 400 en Primera. De los 399 encuentros jugados hasta ahora por el delantero donostiarra, 272 han sido con el Athletic, en tres etapas (2002/03, 2006/08 y 2012/18), 69 con el Mallorca (2008/10) y los 58 restantes con el Valencia (2010/12).

A sus 37 años, ha marcado en todos ellos un total de 154 goles –114 con el Athletic, 23 con el Mallorca y 17 con el Valencia– que le convierten en el tercer máximo realizador en activo de la Liga, solo por detrás de Messi (368) y Cristiano (298).

 

Ziganda dice que no renuncia a nada

El entrenador del Athletic, Kuko Ziganda, afirmó ayer que pesar de encontrarse a diez puntos de la zona europea, el equipo rojiblanco «no debe renunciar a nada» porque, «todavía estamos en febrero y hay muchos puntos por disputar».

«Debemos pensar en ganar al Málaga y luego ver cómo va todo, cómo están los rivales e ir partido a partido. Tenemos muchos objetivos, individuales y colectivos, y no podemos renunciar a nada», comentó para añadir que «queremos ganar porque nos daría mucho impulso anímico y de puntos. El Málaga, con el nuevo entrenador, tiene otro tipo de juego. Hace partidos cerrados con un equipo compacto. Hasta el último minuto han estado con opciones, con lo que todos los respetos para él», valoró.

Sobre el rival de Europa League, el Olympique de Marsella, dijo que será «duro y exigente, porque con sus fichajes han dado un paso importante. Será difícil, pero también para ellos».GARA