21/04/2018

Israel mata a cuatro palestinos más en el cuarto viernes de protestas en Gaza

El Ejército israelí mató al menos a otros cuatro palestinos e hirió decenas de ellos en el cuarto viernes de las protestas de la Marcha del Retorno en la Franja de Gaza, en la que miles de personas volvieron a reclamar el derecho de los refugiados a su tierra. Médicos Sin Fronteras constató «heridas de bala inusualmente graves y devastadoras».

GARA|GAZA
0421_mun_palestina

El Ejército israelí mató ayer a otras cuatro personas que participaban en Gaza en las protestas contra el bloqueo y por el retorno de los refugiados, con lo que el balance de muertos desde el 30 de marzo asciende a 38 y los heridos se cuentan por centenares.

Miles de palestinos volvieron a manifestarse en la frontera de la Franja en el cuarto viernes de movilizaciones desde que comenzó esta protesta el pasado 30 de marzo. Ahmad Rashad al- Athamneh, de 24 años, Ahmad Nabil Abu Aqel, de 25 años, y Mohamed Ayub, de 15 años, y otro hombre de 29 son las otras víctimas mortales. Al menos dos de ellas presentaban balazos en la cabeza.

El Ministerio de Salud de Gaza añadió que 445 personas resultaron heridas, 96 de ellas por impactos de bala y el resto por proyectiles recubiertos de goma, caídas o intoxicación por inhalación de gas lacrimógeno.

Entre los miles que participaron en la protesta, centenares se acercaron a la valla para lanzar piedras y neumáticos en llamas a los soldados israelíes. En algunos casos utilizaron cometas para aumentar su alcance.

Los palestinos marcharon hacia allí para reivindicar su derecho a regresar a sus tierras, de las que huyeron o fueron expulsados con la creación del Estado de Israel en 1948, además de denunciar el bloqueo que Israel impone al territorio palestino.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, advirtió de que «lo que tiene que entender el otro lado es que tenemos aquí un Ejército determinado y entrenado» que dispara «de acuerdo con las reglas» impartidas.

Una represión que aumenta su ensañamiento, según Médicos Sin Fronteras (MSF), que constató que los heridos presentan «heridas de bala inusualmente graves y de consecuencias devastadoras». Esta organización teme que a la mayoría de los pacientes les queden secuelas a largo plazo o de por vida. MSF ha atendido hasta ahora a más de 500 pacientes, de los cuales un 95% presentaba heridas en las piernas. El número de personas asistidas en las últimas tres semanas supera las cifras de todo 2014, año en el que Israel lanzó la operación “Margen Protector” sobre el territorio costero.

El cirujano Thierry Saucier explicó que estos heridos presentan «impresionantes lesiones» con «un nivel extremo de destrucción» de huesos y tejidos blandos –piel, tendones, músculos, nervios y arterias–, así como «grandes heridas de salida hasta del tamaño de un puño».

Las lesiones «son obviamente difíciles de reparar y a menudo requerirán injertos». En la mitad de los casos «el hueso se ha convertido literalmente en polvo», añadió.

Si la bala toca el nervio ciático, causa parálisis que puede ser irreversible, mientras que una lesión arterial implica «riesgo inmediato que pone en peligro la vida, así como una desvitalización de las extremidades y, por lo tanto, a menudo una amputación», según el cirujano.

En algunos de los casos, la falta de la atención adecuada –a causa del bloqueo– se podría traducir en amputaciones.

Cruce de amenazas bélicas entre Israel e Irán

Benjamin Netanyahu alertó de que el Ejército israelí «hará pagar un alto precio» a cualquiera que ataque el país, en una amenaza a Irán. «Oímos las amenazas de Irán. Los soldados y las ramas de seguridad están preparadas para cualquier movimiento por parte de Irán», indicó el primer ministro israelí. «Lucharemos contra cualquiera que intente dañarnos. No huiremos de la acción contra aquellos que amenazan nuestra seguridad. Pagarán un alto precio», añadió. Poco después, el comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán Hossein Salami advirtió a Israel de que hará frente a su «aniquilación» en caso de que ataque el país. «El objetivo más pequeño será (poner fin) a vuestra existencia. No podéis soportarlo. Cuando vuestros civiles y fuerzas militares escapen no tendrán otro camino que el mar», afirmó. La semana pasada, Alí Shirazi, un representante del ayatollah Ali Jamenei, aseguró que las ciudades israelíes de Tel Aviv y Haifa «serán destruidas» si Israel «sigue con su retórica contra Irán». Las palabras de Shirazi llegaron, a su vez, después de que altos cargos de seguridad israelíes advirtieran a Irán de que si ataca desde Siria serán Bashar al-Assad y su régimen quienes «pagarán el precio». Previamente, Ali Akbar Velayati, consejero de Jamenei para Asuntos Exteriores dijo que el ataque israelí contra una base militar en Siria, en el que murieron siete iraníes, «no quedará sin respuesta». GARA

NAKBA


«Preparaos para la riada humana que llegará a todas las fronteras de Palestina desde dentro y fuera del territorio ocupado el día de la Nakba», advirtió Hamas en referencia al próximo 15 de mayo.

NATALIE PORTMAN


La actriz Natalie Portman, nacida en Jerusalén, canceló su visita en junio a esta ciudad para recibir el Premio Genésis porque que «los recientes hechos en Israel han sido extremadamente angustiosos para ella y no se siente cómoda participando en cualquier evento público en Israel».