15/06/2018

Experimentando con el insomnio inducido
M.I.

E l cineasta uruguayo Gustavo Hernández goza de cierto reconocimiento internacional dentro del género fantástico y de terror, gracias a su ópera prima “La casa muda” (2010), de la que Hollywood hizo un remake en inglés traducido literalmente como “Silent House”. Después de un segundo largometraje titulado “Dios local” (2014), ha presentado en el festival de Málaga esta tercera realización, que se ha hecho con los premios técnicos a Mejor Fotografía para Guillermo Nieto y Mejor Montaje para Pablo Zumarraga. A nivel promocional la película cuenta además con la presencia de Belén Rueda, que interpreta a una veterana directora teatral de nombre Alma Böhm. La protagonista de la película es la joven Eva De Dominici, en el papel de una actriz que aspira a superar las pruebas para el papel principal femenino de una extraña representación experimental. Los ensayos tienen lugar en un viejo hospital siquiátrico abandonado, y la obra en la que trabajan se llama “Insomne”. Fue escrita tiempo atrás por una paciente, que sufría de insomnio y los días sin descansar la llevaban al umbral de la percepción, estado en vela al que trata de acceder esta compañía teatral.