27/06/2018

Visita histórica de una delegación eritrea a Addis Abeba
GARA|ADIS ABEBA

Una delegación gubernamental eritrea llegó ayer a Addis Abeba en una visita histórica que trata de poner fin a décadas de hostilidad entre los dos vecinos del Cuerno de África. El envío de esta delegación, inimaginable hace unas semanas, fue decidido por el presidente eritreo, Issaias Afeworki tras la llegada al poder del primer ministro etíope, Ahmed Abiy.

La delegación, con el ministro eritreo de Asuntos Exteriores, Osman Saleh y el consejero especial del presidente, Yemane Gebreab, fue recibida por Abiy y personalidades etíopes del mundo de la cultura y el deporte como el legendario atleta Haile Gebreselassie.

A comienzos de mes, el primer ministro etíope –que asumió el cargo en abril y ha emprendido una serie de reformas sin precedentes en los últimos 25 años– anunció su intención de aplicar el acuerdo de paz firmado en 2000 con Eritrea y las conclusiones de la comisión internacional independiente sobre la demarcación de la frontera.

Etiopía y Eritrea libraron una guerra por desacuerdos fronterizos entre 1998 à 2000 que provocó casi 80.000 muertos.

La enemistad se mantuvo con el rechazo de Addis Abeba para aplicar una decisión de la ONU de 2002 sobre la frontera, y hace dos años ambos ejércitos llegaron a enfrentarse.

Respondiendo a la disposición del régimen etíope, el presidente eritreo, Issaias Afeworki, anunció el envío de la delegación para negociar la paz. La respuesta de Etiopía cortó las habituales diatribas del líder eritreo, que dirige uno de los países más represivos del mundo y justifica años de encarcelamiento de disidentes por la necesidad de defenderse de su enemigo.