13/07/2018

Accidentadas vacaciones en familia monoparental
M.I.

E l barcelonés Dani de la Orden empezó en el cine catalán independiente con el díptico formado por “Barcelona, noche de verano” (2013) y “Barcelona, noche de invierno” (2015), pero de la mano de Andreu Buenafuente y Berto Romero cayó en las garras de Atresmedia y perpetró “El pregón” (2016), una comedia rural a mayor gloria del monologuista Leo Harlem. Insiste en esa línea de humor localista con “El mejor verano de mi vida”, ya con Leo Harlem como dueño y señor de la función cómica. Esto siempre implica un riesgo, porque los que sean fans del humorista disfrutarán con sus excesos verborréicos, pero quienes no le sigan en su particular y acelerado show lenguaraz mejor harán en abstenerse.

Al argumento tampoco se le puede pedir mucho, ya que al fin y al cabo estamos antes una ingenua comedia familiar con niño. El actor infantil Alejandro Serrano es el hijo del protagonista, y a sus nueve añitos le pide a su padre que si saca todo sobresalientes le llevará de vacaciones. Se produce el milagro y este pobre vendedor en crisis ha de ingeniárselas para conseguir un veraneo de ensueño a coste cero. La película es un remake de la comedia italiana de Gennaro Nunziante “Sole a catinelle” (2013).