11/09/2018

EEUU desprecia al TPI y acentúa la presión sobre los palestinos

John Bolton, el asesor de seguridad nacional del presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó con sancionar al Tribunal Penal Internacional (TPI) si decide investigar a Estados Unidos o Israel, e incluso con tomar medidas en la ONU para restringir los poderes de ese tribunal. A la vez, EEUU anunció el cierre de la misión palestina en Washington para presionar a los palestinos para que acepten sus planes de «acuerdos» con Israel y como castigo por acudir al TPI.

GARA|washington
0911_mun_bolton

«Si la Corte va a por nosotros, a por Israel u otros aliados, no nos quedaremos callados», afirmó John Bolton, asesor de Seguridad en la Casa Blanca. «Prohibiremos la entrada de sus jueces y fiscales en EEUU. Sancionaremos sus fondos en el sistema financiero de EEUU, y les procesaremos en el sistema penal estadounidense. Haremos lo mismo con cualquier compañía o Estado que coopere en una investigación del TPI contra estadounidenses», añadió.

Además, intentará «restringir los amplios poderes de la Corte» y asegurarse de que «no ejerce su jurisdicción contra estadounidenses» o ciudadanos de aliados de Washington que «no han ratificado el Estatuto de Roma». «No cooperaremos con el TPI. Dejaremos que el TPI se muera solo. Al fin y al cabo, en la práctica, el TPI ya está muerto para nosotros», insistió. Bolton recordó la posibilidad de que el TPI inicie una investigación sobre posibles crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por las tropas estadounidenses en Afganistán. A la vez, EEUU anunció el cierre de la misión palestina en Washington por rechazar las iniciativas estadounidenses sobre el conflicto y por los intentos palestinos de llevar a las autoridades israelíes ante el TPI por crímenes de guerra. La OLP la consideró un chantaje que además simboliza «el ataque de EEUU contra el sistema internacional en su totalidad».