14/09/2018

Vuelve el mejor cine de acción de los años 80
Mikel INSAUSTI
0914_predator

De la famosa saga sobre monstruos alienígenas solo se salva la recordada primera entrega dirigida por John McTiernan, y que conocimos con el título de “Depredador” (1987). Luego fue degenerando con “Depredador 2” (1990), “Alien vs. Predator” (2004), “Alien vs. Predator 2” (2007) y “Predators” (2010). Cualquiera diría que una franquicia tan echada a perder es imposible de recuperar, y muy desesperados deben estar en la Fox cuando no han tenido más remedio que recurrir al único posible salvador, que no es otro que el genial Shane Black, odiado por los productores y amado por los cinéfilos a partes iguales. Si el que fuera el guionista más cotizado entre los años 80 y 90 ha vuelto a la actividad ha sido gracias al respaldo de su amigo Robert Downey Jr., ya que se acordó del actor para su ópera prima como director “Kiss Kiss, Bang Bang” (2005), y la estrella de Hollywood le devolvió el favor cuando se hizo más influyente colocándole al frente de “Iron Man 3” (2013). Y como los números mandan, Black pudo hacer una vez más honor a su apellido con cine negro del que tanto le gusta en “Dos buenos tipos” (2016).

Pero para rodar “The Predator” ha tenido que dejar a un lado su admiración por Raymond Chandler y recuperar el espíritu del cine de acción de los 80, poniendo como única condición que la Fox asumiera la calificación de no recomendada a menores de 17 años, a fin de rescatar el contenido violento original, debidamente regenerado y aumentado para la ocasión.