24/09/2018

Altuna sufre una posible rotura de fibras en su bíceps

Descartado para el Masters, peligra incluso su participación en el Cuatro y Medio, en el que defiende txapela. Ezkurdia-Imaz, campeones con merecimiento

Jon ORMAZABAL
0924_kir_pilota

Un verano cargadísimo de compromisos ha terminado de la peor manera posible para Jokin Altuna, quien se vio obligado a abandonar la final del torneo de San Mateo en Logroño por lo que, en una primera observación, parece una rotura de fibras en su bíceps izquierdo. La lesión del amezketarra, y las posibles consecuencias que puede acarrear, con el Cuatro y Medio a la vuelta de la esquina, empañaron la victoria en la feria logroñesa de Ezkurdia-Imaz, un triunfo inesperado pero al que no se le puede poner el más mínimo pero, ya que hasta el percance del campeón Manomanista estaban completando otro fantástico partido.

Fue con 9-14 en el marcador cuando, tras haber desoído las recomendaciones de Iñigo Simón, el médico desplazado por las empresas al Adarraga, y de su pareja, Andoni Aretxabaleta, que conoce como nadie este tipo de lesiones, Jokin Altuna decidió que no podía seguir jugando y arriesgándose a que la lesión se agravara, pero las molestias comenzaron antes. Tras el 7-9, un magnífico tanto del txoko al ancho de Ezkurdia, ya se retiró el de Amezketa a la enfermería y el primer descanso largo televisivo también fue más largo de lo habitual por sus molestias en el brazo izquierdo.

«No he dejado el partido pensando en otros campeonatos, ha sido porque tenía dolor, pero tenía la sensación de que siguiendo podía hacerme algo más grave», declaró, apenado, Altuna.

Sobre la forma en la que se produjo la lesión, explicó que sus sensaciones al comienzo del partido fueron buenas, pero «se me ha ido cargando. En una que he ido a hacer una dejada a bote al txoko he notado un pinchazo y, poco a poco, ha ido a más, me he quedado sin fuerza en el brazo», apuntó el delantero.

Altuna III no quiso abandonar sin probar que realmente estaba obligado a ello, lo que no le salvó de algunos incomprensibles silbidos provenientes de las gradas al ser anunciada la suspensión definitiva de la final, cuando era más que evidente que no estaba en condiciones de seguir compitiendo. Otra cosa es que las empresas sigan sin dar una respuesta a este tipo de contratiempos.

A la espera de un diagnóstico

En el caso de Altuna llueve sobre mojado este verano, pues ya tuvo que abandonar la feria de San Fermín en julio, en este caso por problemas en su espalda. «Son dos lesiones diferentes, aquello fue una lumbalgia y esto es muscular», explicó.

En aquella ocasión necesitó tres semanas para regresar a las canchas, pero esta vez habrá que comprobar si realmente existe esa rotura y el grado de la misma. «Habrá que ver lo que es, pero el Master no jugaré, eso ya lo sé, y luego el reto será recuperarme lo más pronto y, sobre todo, lo mejor posible».

Y es que a nadie escapa que el Cuatro y Medio, en el que defiende txapela, está a la vuelta de la esquina y su primer partido sería seguramente el fin de semana del 14 de octubre. «Eso es lo que quiero pero habrá que ver cómo estoy. Lo que tengo claro es que tengo 22 años, mi sueño es ser pelotari el mayor tiempo posible y no arriesgaré. Si no estoy en condiciones no jugaré», apuntó el amezketarra a la espera de las pruebas a las que se someterá en las próximas horas.

Ezkurdia, destacado

Sin conocer las secuelas que esa lesión pueda acarrear a Jokin Altuna, ayer ya privó a los pelotazales de una final que estaba siendo espectacular hasta ese momento. A pesar de que el de ayer era el tercer partido de campeonato desde el martes, el campeón parecía más fresco que otros días y su duelo con Ezkurdia estaba siendo brillante. Con los dos zagueros muy entonados y seguros, el de Arbizu vio premiado su gran torneo con el premio al mejor pelotari.

 

Más dudas de cara a la confección de las parejas para el Masters de Iruñea

La ausencia más que probable de Jokin Altuna, él mismo se descartó ayer antes de conocer el alcance de su lesión, no hace sino generar más dudas en torno a la confección de las parejas del Masters que debían quedar perfiladas tras la disputa del torneo riojano, a falta de las dos invitaciones.

Haciendo caso a la clasificación del ránking resultante tras la disputa del último torneo puntuable, Altuna III, Ezkurdia y Olaizola II deberían ser los delanteros fijos, con Rezusta, Zabaleta e Imaz como los tres zagueros mejor colocados. Ahora queda la duda de si Ezkurdia subirá al primer puesto adelante, haciendo un hueco a Elezkano, cuarto puntillero, o si sustituirán al líder directamente por otro pelotari. Parece que la idea empresarial es esta última, confirmando a Ezkurdia-Zabaleta y Olaizola II-Imaz como parejas para el Labrit. J.O.