06/10/2018

El Ejército israelí mata a otros tres palestinos, uno de ellos menor
GARA|gaza

El Ejército israelí mató ayer a tres palestinos más en la Franja de Gaza, al menos uno de ellos menor de edad. Fares Hafez al-Sersaui, un adolescente de 14 años, y Mahmud Akram Mohamed Abu Saman, de 24 años fueron alcanzados en la cabeza por los disparos de los soldados, que también mataron a otro joven identificado como Fathi al-Reqeb.

Además, al menos 376 personas resultaron heridas, 126 por balas. Siete de ellas se encontraban en estado crítico, entre ellos un voluntario médico.

Asimismo, aviones de guerra israelíes llevaron a cabo dos bombardeos sobre la ciudad de Gaza, que el Ejército justificó como una respuesta al intento de «terroristas armados» de cruzar la valla que separa el territorio israelí.

Según el Ejército sionista, unas 20.000 personas tomaron parte ayer en las protestas de una movilización que comenzó el 30 de marzo para reclamar el derecho al retorno de los palestinos expulsados de sus hogares y el fin del bloqueo a la Franja, y en la que las continuas matanzas han elevado a 197 el número de palestinos muertos desde entonces.

El relator especial de la ONU sobre los Derechos Humanos en Palestina, Michael Lynk, criticó el martes las prácticas de las fuerzas israelíes en la represión de las protestas. «La muerte de manifestantes en ausencia de una justificación mesurada, en el contexto de una ocupación, podría equivaler a asesinatos intencionados, lo que supone tanto una violación de la Cuarta Convención de Ginebra como un crimen de guerra», advirtió.

Lejos de reducir la represión, el Ejército israelí, anunció el refuerzo de su despliegue y avisó de que «nuestra respuesta será muy, muy dura».