27/11/2018

Berizzo, solo un mes de margen

Ante un calendario benigno, en teoría, Josu Urrutia tratará de cerrar su mandato sin una destitución, aunque no la tiene descartada.

Iñaki TELLERIA
1127_kir_p024f01

Trece jornadas y en puestos de descenso, jugando, además, a nada. Con una defensa que se descose a las primeras de cambio –el legendario contragolpe del Getafe, se mofara alguno–; un centro de campo que no gobierna nunca –salvo algunos intrascendentes minutos–; y una delantera que es incapaz de marcar, lo lógico es que el Athletic esté donde esté. Su afición está muy preocupada y su Directiva también. De hecho, Josu Urrutia ya ha tocado a rebato y ya hay un plan B para antes del parón de Navidad o de las elecciones, que es lo mismo, aunque el presidente tratará de evitar despedirse con una decisión tan importante y tan negativa.

Por su puesto, en caso de que Urrutia se viera en esa tesitura porque las circunstancias se escoran a peor, el encargado de suplir a Eduardo Berizzo en la dirección del primer equipo sería Gaizka Garitano, un técnico que conoce perfectamente a la plantilla y con experiencia en Primera División. Después, su continuidad o no quedaría en manos del nuevo presidente.

Que el equipo pinta mal y que Berizzo genera dudas con lo que pretende son, como decía ayer mi compañero Joseba Vivanco en su crónica sobre el partido, «verdades como puños». Ahora bien, una cosa es constatar la realidad y otra hacer caso de quienes, abducidos por las redes sociales o por la teoría de la “mano dura contra los jugadores”, crean que esto lo arreglan los fichajes de Llorente o Javi Martínez o el látigo de Clemente o Goiko en el banquillo, por no hablar de quienes abogan por tirarle los tejos a Mendilibar, muchos de los cuales le criticaron en su etapa al frente del Athletic.

Las varitas mágicas solo funcionan en momentos excepcionales y la Directiva debe tener muy claro que tiene una alternativa solvente a Berizzo antes de tirarse a la piscina.

La Copa para empezar

También hay que tener en cuenta que el calendario que afronta el equipo rojiblanco desde mañana es, en teoría, favorable para encontrar la mejoría. Eso sí, si se contempla desde el punto de vista negativo, la entidad de los rivales es también para darse una hostia de dimensiones bíblicas.

Para empezar, recibe al Huesca mañana en San Mamés en partido de ida de diciseisavos de final de la Copa. Después, el lunes, visita al Levante en la Liga, un equipo bien situado en la tabla, pero que pierde en casa más partidos que fuera. El jueves 6 será la vuelta de Copa y el lunes 10 el Girona visitará Bilbo. Una semana después, el enésimo lunes, llegará el partido de Mendizorrotza contra el Alavés, para terminar el año el día 22 ante el Valladolid en San Mamés. Vale que no hay enemigo pequeño y que Alavés, Girona y Levante han completado un excelente primer tercio de Liga, pero el Athletic tiene mimbres para superar su precaria situación. Otra cosa es que Berizzo sea capaz de gestionar el tramo final o que, precisamente por ser rivales asequibles, la Directiva apueste por otro.

Balenziaga, un mes, y Raúl García, casi dos

Ni Raúl García ni Mikel Balenziaga terminaron el partido contra el Getafe. Ambos abandonaron el campo aquejados de sendas lesiones. En el caso de Raúl García presenta «una hoffitis en la cara anterior de su rodilla izquierda como consecuencia de la entorsis» que sufrió y su periodo de recuperación de la inflamación de la zona de grasa situada detrás del tendón rotuliano y debajo de la rótula «dependerá de su evolución en las próximas horas», según el club, y entre mes y medio y dos meses, según otras fuentes.

Por su parte, el guipuzcoano, con molestias en los músculos isquiosurales de la pierna izquierda, puede estar un mes en el dique seco. Bajas también siguen siendo Mikel Rico, Yeray Álvarez e Iñigo Lekue.

Al menos para la Copa, Berizzo recupera a Yuri Berchiche, aunque todavía le quedan otros dos partidos de sanción para la Liga. La plantilla rojiblanca entrenará hoy a puerta cerrada de cara al partido de Copa de mañana (20:45 horas). GARA

Berizzo-ren kreditua, hilabete bat gehienez

Hurrengo asteetan Athleticeko presidente Josu Urrutiak bere burua Berizzo kanporatzera behartuta ikusten badu, lehen taldearen zuzendaritza Gaizka Garitanok, orain Bilbao Athletic-ek entrenatzen duenak, hartu luke, gutxienez klubaren presidente berria hautatu arte. Bizkaitarrak ezin hobeto ezagutzen du taldea eta esperientzia ere badu Lehen Mailan. Hala ere, Urrutiak ahal duen guztia itxarongo du erabaki hori ez hartzeko; izan ere, datozen partidak, bai Ligan bai Kopan, irabazteko modukoak dira.