05/12/2018

Un golpe selecto
Koldo LANDALUZE
1205_viudas

Sentía verdadera curiosidad por descubrir cómo un autor capaz de rodar dramas tan rotundos como “Hunger”, “Shame” y “Doce años de esclavitud” se desenvolvía en los territorios del thriller y lo que nos revela el irlandés Steve McQueen es un interesante ejercicio cinematográfico en el que logra con mucho acierto llevar a su territorio visual y estilístico los arquetipos del género dotando a todo el conjunto un gran empaque. Tomando como referencia una serie británica homónima de los años 80, McQueen traza con acierto la desesperada y obligatoria huida hacia adelante que comparten cuatro mujeres que obligadas por el lastre económico que les legaron sus respetivos compañeros, deberán unir sus esfuerzos para llevar a cabo un robo. Bajo su apariencia de thriller sobre atracos perfectos emerge un sólido trabajo en el que el autor plasma su sello particular a la hora, sobre todo, de diseñar con mucho cuidado los personajes de una trama cuyo interés no decae. A ello habría que sumarle la elegancia visual que el realizador imprime a todo el conjunto logrando que funcionen a la perfección tanto las escenas de tensión como las que se escenifican a corta distancia. Buena parte de culpa de que este sólido castillo de naipes no se derrumbe radica en un armazón argumental muy convincente firmado por el guionista Gillian Flynn y a un cuarteto de actrices muy bien comandadas por la excelente Viola Davis. También podría decirse de “Viudas” que se trata de un trabajo elaborado con respeto en el que el evidente protagonismo de las mujeres jamás funciona dentro de los cánones del tópico o el artificio porque tanto los diálogos como las motivaciones que esgrimen las ladronas resultan muy convincentes y plenamente vigentes en la realidad social. Carente de excesos, la película funciona como una pequeña pieza artesanal que se aleja de las estridencias del cine comercial estadounidense.