30/01/2019

El comité pide a CAF que renuncie al proyecto del tranvía de Jerusalén

La plantilla de CAF está a la espera de la respuesta de la empresa a su petición de que renuncie a la licitación para la equipación de una nueva línea del tranvía en Jerusalén. Considera que el proyecto, levantado sobre el territorio ocupado a Palestina, vulnera la legislación internacional.

GARA|GASTEIZ
0130_mun_jerusalem

Los trabajadores de CAF han instado a la empresa a que renuncie al proceso de licitación para la construcción de una nueva línea del tranvía en Jerusalén. El comité estima que expropiará tierras palestinas para garantizar «la continuidad del territorio a esas colonias ilegales».

«Creemos que cualquier proyecto de tranvía en Jerusalén, debe de contar con el apoyo de los legítimos representantes del pueblo palestino, ajustándose a la legalidad internacional. En este caso es obvio que el proyecto es totalmente rechazado por la parte palestina», explicó el comité. «No entendemos qué puede aportar en positivo a CAF, realizar trabajos en contra de la legalidad internacional, de la ética y la solidaridad, y cuya realización supondría un fuerte rechazo social tanto en Euskal Herria, como en el mundo».

La decisión fue adoptada por unanimidad del comité de empresa, en el que están representados LAB, ELA, CCOO y ESK.

Iván Pajares, delegado de LAB, explicó que la decisión está ligada a la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a la que se ha sumado el comité, que se posiciona así contra el apartheid y la colonización a la que está sometido el pueblo palestino, «así como contra la vulneración sistemática de sus derechos. Además, defiende el derecho político de los palestinos a decidir su futuro».

Señaló a GARA que la empresa aún no ha respondido. «Si pasa el tiempo sin respuesta actuaremos en nuestros foros y decidiremos, según tomen en cuenta la petición o no», añadió.

La campaña BDS ya hizo que el grupo francés Veolia renunciara a su participación en el proyecto de este tranvía hace diez años. El tranvía de Jerusalén que da servicio a los asentamientos fue condenado en 2010 por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por suponer una «violación del derecho internacional».

ELA mostró ayer su apoyo al comité y consideró «incompresible» esta apuesta de CAF. «Quienes trabajan en CAF, no merecen asumir la responsabilidad de realizar un trabajo rechazado por la inmensa mayoría de la comunidad internacional, que se opone a la ocupación de territorio palestino».

Israel expulsa a los observadores de Hebrón

Israel cancelará el permiso para operar de la fuerza internacional de observadores en Hebrón TIPH (Presencia Temporal Internacional en Hebrón), que trabajaba desde hace 25 años en esa ciudad palestina ocupada por un asentamiento judío en su interior que condiciona la vida de la población, hostigada en sus propias calles.

«No permitiremos que haya una continua presencia de una fuerza internacional que actúa contra nosotros», declaró el primer ministro, Benjamin Netanyahu. El TIPH es un grupo de civiles voluntarios, cuyo principal mandato es observar e informar de la situación en la única ciudad cisjordana con una colonia israelí en su centro y con gran presencia militar para proteger a los colonos.

Creado en 1994, este organismo cuenta con la participación de Italia, Noruega, Suecia, Suiza y Turquía. Sus voluntarios patrullan cada día la ciudad, detectan posibles violaciones de derechos humanos y envían informes a las autoridades palestinas y a los países que la conforman.GARA

AL FATAH


El Gobierno palestino ha dimitido para dar vía libre a su presidente, Mahmud Abbas, para formar uno nuevo en el que Al Fatah tenga más peso, confirmando el enésimo fracaso del proceso de reconciliación.