29/03/2019

Migrantes que se negaban a ser devueltos a Libia arriban a Malta

Un petrolero que rescató a un centenar de migrantes en sendas canoas que hacían agua en el Mediterráneo arribó ayer a Malta escoltado por la Marina de la pequeña isla después de que los migrantes se negaran, aterrorizados, a ser devueltos a la costa libia. Cinco inmigrantes fueron inmediatamente esposados y han sido detenidos bajo la acusación de «secuestro». El primer ministro italiano, Mateo Salvini, bramó que «no son naúfragos, son piratas».

GARA|LA VALETTA
0329_mun_malta

A su llegada a Malta tras ser abordado por las fuerzas especiales de la Armada maltesa que tomaron el control del barco, cinco migrantes fueron detenidos, según informó el diario “Times of Malta”.

Mientras la mayoría de los migrantes desembarcaban con escenas de júbilo y besaban el suelo maltés para después ser conducidos a un centro de acogida, se apreció cómo al menos tres eran esposados con bridas de plástico e introducidos en un furgón policial.

El Gobierno maltés confirmó la detención de cinco de ellos y adelantó la posibilidad de que sean acusados de secuestro de un buque.

El “Hiblu 1”, un petrolero de reavituallamiento con tripulación turca y bandera de Palau, había rescatado el martes a 108 migrantes, 77 hombres, 19 mujeres y 12 menores, que se encontraban en sendas embarcaciones a la deriva interceptadas por un avión militar europeo frente a las costas de Libia.

El capitán comunicó a las autoridades maltesas que «no tenía el control de la nave y que varios migrantes le obligaron y amenazaron a él y a su tripulación para que se dirigieran a Malta», según la versión de la Marina maltesa.

LA ONG alemana Sea-Eye, que se encuentra con su barco “Alan Kurdi” en la zona explicó que el capital del barco turco pidió ayuda por radio al asegurar que «la gente estaba muy enfadada porque no querían que la devolviesen a Libia», ya que además Trípoli era el puerto del destino de este navío. Mediterranea Saving Humans explicó que los migrantes habían huido de las «cárceles libias», los centros de detención donde sufren tortu

ras y viven en condiciones infrahumanas. De los 1,1 millones de personas que necesitan ayuda urgente en Libia, los más vulnerables son refugiados, migrantes y desplazados internos.

El polémico desembarco en Malta coincide con el desmantelamiento de la operación europea «Eunavformed Sofia», con la excusa, real pero excusa, de que Italia obstaculiza la labor de los barcos humanitarios.

Los estados de la UE acordaron mantener otro medio año la operación, pero con la suspensión temporal de sus barcos.

En el Mediterráneo Central ya solo patrulla el buque de Sea-eye, mientras que el “Mare Ionio”, de la ONG Mediterraneo Savinh Human, fue liberado el miércoles y el “Open Arms”, sigue detenido en Barcelona.

Italia amplía sin límite el derecho a la legítima defensa

El Senado italiano dio ayer la «luz verde» definitiva a una controvertida ley de legítima defensa promovida por la ultraderechista Lega de Matteo Salvini y que permite repeler un asalto a un domicilio con el empleo de un arma legal. La ley fue apoyada por sus socios de Gobierno del Movimiento 5 Estrellas, así como de Forza Italia (centroderecha) de Silvio Berlusconi, y los también ultras Fratelli d’Italia. Solo votaron en contra el Partido Demócrata (centroizquierda) y tres del grupo mixto.

La ley arguye que la defensa es «siempre» legítima y «no es punible quien haya cometido el hecho al verse obligado por la necesidad de defender un derecho propio contra un peligro, siempre que sea proporcional a la ofensa». También se excluye la punibilidad si la defensa se ha hecho «en un estado de grave turbación, derivada de una situación de alto peligro».

La ley ha sido criticada por expertos jurídicos durante su tramitación, y algunos han visto incluso visos de «inconstitucionalidad flagrante».GARA

«PIRATAS»


El viceprimer ministro italiano y líder del partido ultraderechista Lega, Matteo Salvini, asegura que «no son naúfragos, son piratas» y ha prometido que nunca volverán a poner el pie en territorio de Italia.