16/04/2019

Korrika sigue creciendo y pide avances de calado

Los compromisos que han tomado agentes sociales (los que ya se implicaban con Korrika y los que se han sumado), ese es el legado de la 21 edición de esta iniciativa tan querida.

GARA|GASTEIZ
0416_eh_korrika_ona

«Ha sido impresionante: ¡Korrika sigue creciendo!», afirmaron en su primera valoración el responsable de la 21 edición de la iniciativa Asier Amondo y la coordinadora general de AEK Mertxe Mugika. Confirmaron que la marcha ha sido realmente exitosa, tanto en las capitales y en comarcas muy pobladas como en pueblos pequeños; es decir, en toda Euskal Herria. «Korrika, este acto en favor del euskara tan gigante como loco, es el más querido del país», declaró.

Muestra de ello ha sido el gran apoyo que ha recibido desde que se presentó en noviembre y especialmente en los últimos once días. A sus impulsores aún les extraña la pasión que despierta Korrika entre la gente. Y en esta 21 edición, la marcha ha continuado creciendo.

El tiempo para entrar en valoraciones más detalladas llegará más tarde, y servirá para organizar la 22 edición de la forma más adecuada, pero Asier Amondo ya destacó que ha seguido subiendo en participación y seguimiento, superando a las anteriores marchas.

Ha llegado a un nuevo sector

Mertxe Mugika explicó que dentro de ese éxito está el haber logrado llegar a un nuevo sector de la sociedad; por ejemplo, han tenido relaciones más sólidas con ciertos agentes sociales que hasta ahora no participaban directamente. «Aparecen más actores en la tarea en favor de la normalización del euskara». En ese sentido, la coordinadora de AEK indicó que el mayor legado de esta edición de Korrika han sido los compromisos tomados por diversos agentes sociales, tanto los que ya participaban anteriormente como los nuevos que se han sumado. Los actos de Albaola y Bastida mostraron que Korrika intenta dar pasos más allá de las fotos.

Mertxe Mugika recordó los objetivos de Korrika y remarcó que hacen falta avances de calado ya que es «imprescindible celebrar la 22 edición en otras condiciones».

«Por una parte, hay que continuar acelerando la universalización del conocimiento, tanto con las nuevas generaciones como con las personas adultas; por otra parte, vistos los medios económicos que reciben los euskaltegis y ciudadanas y ciudadanos de toda Euskal Herria para enseñar y aprender euskara, el crecimiento tiene que ser manifiesto». AEK, por su parte, seguirá organizando nuevas y renovadas ediciones de Korrika, hasta conseguir la normalización de nuestro idioma.