18/04/2019

EEUU endurece el bloqueo a Cuba al reactivar la Ley Helms-Burton

EEUU eleva la tensión con Cuba hasta niveles casi olvidados y endurece el bloqueo a la isla al reactivar íntegramente la Ley Helms-Burton para permitir demandar a compañías extranjeras que gestionen bienes expropiados tras la revolución. Pone fin a una exención de dos décadas, pese a la advertencia de Canadá y la UE.

GARA|washington-La habanA
0418_mun_bolton

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció ayer que en mayo activará por primera vez en 20 años el Título III de la Ley Helms-Burton , que permite reclamar en tribunales estadounidenses propiedades expropiadas tras el triunfo de la Revolución cubana y demandar a empresas extranjeras presentes en la isla que registren ganacias gracias a la gestión de esos activos, un «ataque» que La Habana considera que «fracasará». Washington aseguró que no habrá excepciones y dijo que el proceso de definición se realizó en contacto directo con sus aliados, pero Canadá y la Unión Europea (UE) manifestaron su rechazo y aseguraron que protegerán los intereses de sus empresas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Las nuevas medidas, que endurecen el bloqueo impuesto a la isla en 1962 y elevan de nuevo la tensión entre EEUU y Cuba, incluyen restricciones adicionales a los viajes y límites al envío de remesas, y entrarán en vigor el 2 de mayo, señaló Pompeo. En un estudio de 1996, el Departamento de Estado estimó que la activación del Título III permitiría la interposición de entre 75.000 y 200.000 demandas.

Es la primera vez que un Gobierno de EEUU activa los títulos III y IV de la ley Helms-Burton, suspendidos por todos los presidentes desde la aprobación de la norma en 1996.

Cuba rechazó inmediatamente la decisión. Su canciller, Bruno Rodríguez, repudió «enérgicamente» el anuncio de Bolton: «Es un ataque al Derecho Internacional y a la soberanía de Cuba y de terceros estados. Agresiva escalada de Estados Unidos contra Cuba fracasará», escribió en la red social Twitter.

Antes del anuncio, la UE, principal socio comercial de Cuba desde 2017, había advertido que la reactivación de esta ley podría generar represalias. Más tarde, junto a Canadá, calificó la decisión de «lamentable», y advirtió sobre la «espiral innecesaria de acciones legales» que podría derivar de ella.

Este cambio de política abrirá la puerta a demandas en EEUU contra empresas de todo el mundo, entre ellas las cadenas hoteleras españolas Meliá, Barceló o Iberostar y la francesa Accor; la compañía canadiense Sherritt, dedicada al sector minero y una de las principales inversionistas extranjeras en la isla, y sociedades tan diversas como la francesa Pernod Ricard y la china Huawei. También figuran aerolíneas internacionales, incluyendo las estadounidenses Delta y United, y la cadena de hoteles Marriott.

Refuerzo del castigo también contra Venezuela y Nicaragua

El asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, anunció ayer una nueva tanda de sanciones además de contra Cuba con el endurecimiento del bloqueo y las restricciones de viajes y remesas a la isla, también contra al Banco Central de Venezuela y al Banco Corporativo de Nicaragua, y volvió a referirse a estos tres gobiernos como «la ‘troika’ de la tiranía» y «los secuaces del socialismo». Justificó las medidas punitivas, además de por las acciones internas de esos ejecutivos en sus propios países, por el apoyo que tanto Cuba como Nicaragua han proporcionado al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. «En esta Administración no damos salvavidas a los dictadores, se los quitamos», declaró.

Bolton precisó que habrá «nuevas» restricciones de transacciones de EEUU al Banco Central de Venezuela, al que prohibirá «el acceso a los dólares de EEUU» al estimar que «ha sido crucial para mantener a Maduro en el poder, incluso a través de su control de la transferencia de oro por moneda», manifestó Bolton.

En el caso de Nicaragua, el castigo se dirige contra el Banco Corporativo (Bancorp) de Nicaragua y Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, «preparado como sucesor por el régimen». Ortega Murillo, representante de la agencia oficial de inversión y exportaciones ProNicaragua y, según Bolton, «involucrado en una gran corrupción bajo el disfraz de la agencia líder de inversiones de Nicaragua».GARA

DÍAZ-CANEL


El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, consideró que «el Título III no es peor que el I ni el II, que están en la cartera de acciones contra todo el pueblo de Cuba». «Nadie va a arrebatarnos, ni por la seducción ni por la fuerza, ‘la Patria que los padres nos ganaron de pie’. Los cubanos no nos rendimos», afirmó.

DEMANDA


La Unión Europea ya demandó a Estados Unidos ante la OMC hace dos décadas, cuando se aprobó la Ley Helms-Burton, pero suspendió ese procedimiento una vez que la Casa Blanca accedió a congelar esos capítulos del texto.