14/05/2019

La ONU alerta del «colapso social» en Gaza a causa del bloqueo israelí

La Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina ha advertido de que el bloqueo marítimo, terrestre y aéreo de Israel a la Franja de Gaza está provocando «un colapso social» en este territorio, donde cerca de 1,3 millones de personas viven bajo el umbral de pobreza.

GARA|CIUDAD DE GAZA
0514_mun_gaza

Más de un millón de habitantes de la Franja de Gaza, cerca de la mitad de la población de este territorio palestino, podría quedarse sin alimentos a partir de junio, alertó ayer la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

La entidad advirtió en un comunicado de que su asistencia alimentaria está amenazada por la falta de fondos y añadió que necesita 60 millones de dólares adicionales de financiación antes de junio para seguir con la entrega de comida a los refugiados palestinos del enclave, que constituyen alrededor del 60% del total de sus habitantes.

UNRWA lamentó que haya 620.000 personas en situación de pobreza extrema y 390.000 que «sufren pobreza absoluta» en la Franja de Gaza.

El director de operaciones de UNRWA en la Franja, Matthias Schmale, resaltó que de los dos millones de habitantes que tiene la Franja, alrededor de 1,3 millones de personas viven bajo el umbral de pobreza y dependen directamente de ayuda alimentaria de UNRWA y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Denunció en Ginebra que el bloqueo terrestre, aéreo y marítimo de Israel está provocando «un colapso social» en la Franja y destacó la falta de perspectivas entre su población.

«En el año y medio que llevo allí he podido ver un cambio de humor en la gente hacia la depresión. No hay perspectivas, con un 53% de personas desempleadas», subrayó Schmale.

Advirtió de que la mala situación económica y social está produciendo un aumento del consumo de drogas, la prostitución y los suicidios.

«Gaza no es una crisis humanitaria producida por un tsunami, un terremoto o una guerra, sino que es resultado del fracaso político a la hora de buscar una solución a 12 años de bloqueo», subrayó.

Tras un 2018 marcado por las Marchas del Retorno, en las que las fuerzas israelíes causaron unos 200 muertos y más de 30.000 heridos, Schmale advirtió de una posible escalada del conflicto ante el aniversario hoy del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén.

En este contexto, ayer llegó a la Franja el enviado especial qatarí, Mohamed al Amadi, quien llevó consigo 30 millones de dólares en concepto de ayuda humanitaria. Acompañado por una delegación de miembros del comité de reconstrucción catarí para Gaza, tenía previsto reunirse con el líder de Hamas, Ismail Haniye, y con el enviado especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, también de visita en el enclave. Este último animó en rueda de prensa a intensificar los esfuerzos para conseguir un alto el fuego.

Situación en Cisjordania

La directora de la UNRWA para Cisjordania, Gwyn Lewis, destacó el aumento de los problemas económicos y sociales en este territorio, a lo que se unen las constantes incursiones de fuerzas israelíes en los 90 campos de refugiados que gestiona la ONU allí y en los que viven unos 280.000 refugiados palestinos. «Tenemos cerca de dos redadas cada semana, y esto tiene un alto impacto en la población civil», remarcó.

Denunció asimismo la detención de unos 550 menores en estas operaciones.

UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA NAKBA


Las principales fuerzas palestinas han convocado para mañana en Ramallah la «gran protesta» de conmemoración del 71 aniversario de la Nakba, con la que quieren expresar «la rabia por las políticas racistas y discriminatorias de la ocupación israelí».