15/08/2019

Clamor en Donostia contra los agresores sexistas: «Se os acabó la fiesta»

Una multitud recorrió ayer las calles del centro de la capital guipuzcoana en una movilización que había sido convocada en apenas horas, después de que Donostiako Piratak diese cuenta de varias denuncias recibidas por ataques machistas «en nuestro recinto». El lema de la marcha, «se os acabó la fiesta», se plasmó también en la suspensión de actividades.

GARA|DONOSTIA
0815_eh_erasoak

«Agresores, vuestra fiesta se ha acabado». Ese fue el lema de la manifestación que en la tarde de ayer recorrió el centro de la capital guipuzcoana y en la que miles de personas mostraron su hartazgo ante las agresiones sexistas. La movilización fue convocada con apenas horas de antelación, cuando Donostiako Piratak lanzó la voz de alarma al haber recibido seis denuncias por ataques machistas en su recinto festivo.

En un comunicado, el colectivo anunciaba la suspensión de toda su programación festiva para ayer y destacaba que la situación se había «desbordado». «No tenemos fuerzas para soportar otro día y otra noche como esta», apuntaba. En esa nota revelaban seis denuncias de ataques de carácter machista que habían recabado en las 24 horas anteriores, que les llevaron a tomar la determinación de aparcar su programa festivo para concentrarse en denunciar la gravedad de lo ocurrido.

El colectivo explicó que, «en un principio recibimos denuncias de dos violaciones, y desde el momento en que decidimos activar el protocolo empezaron a llegar ataques uno tras otro». En la manifestación de la tarde, afirmaron que tenían constancia de once ataques registrados en las últimas horas.

A consecuencia del aluvión de denuncias, Donostiako Piratak explicó que acudieron tanto al hospital como a comisaría y, en este punto, denunciaron la actuación tanto de la Ertzaintza como de la Policía Local y de Osakidetza: «No están dispuestos a dar ningún amparo las víctimas, no tienen sensibilidad a la hora de tratar estos temas».

Fuentes oficiales dieron cuenta por la mañana de un solo caso, en el que dos hombres fueron arrestados por tocamientos y posterior agresión a unas chicas al otro lado del Boulevard, sin que pudiera precisarse si ese fue uno de los ataques de los que hablaba el colectivo Donostiako Piratak.

La Ertzaintza indicó a NAIZ que no tenía constancia de denuncias y que, por tanto, no podría hacer precisión alguna al respecto. Tampoco la Guardia Municipal de Donostia aportó datos a la llamada de este medio. Desde Emakumeen Etxea apuntaron que allí recibieron dos denuncias el martes, que podrían sumarse a las seis recabadas por Piratak y la certificada por el Departamento de Seguridad, o bien ser coincidentes.

SIN FIESTA


Donostiako Piratak expuso a las claras la reflexión que le había llevado a suspender sus actividades: «No hay fiesta si no se puede garantizar la seguridad la seguridad del 50% de la gente que participa».