12/09/2019

Las elecciones del 10N se cruzan en el intento de resurrección del PP Vasco

El PP de la CAV celebra mañana y pasado en Gasteiz una convención política con la que trata de levantarse de los dos batacazos electorales que se ha dado este año. Su presidente, Alfonso Alonso, habla de la necesidad de reafirmar una identidad propia, con cierta autonomía de Madrid. Pablo Casado intervendrá el sábado en el acto de clausura.

I. IRIONDO|GASTEIZ
0912_eg_pp

Se anunció que sería en Donostia pero acaba celebrándose en Gasteiz. El PP Vasco reúne a su militancia en el Palacio Europa de la capital alavesa en la tarde de este viernes y la mañana del sábado, en una convención política que, bajo el lema «Hay razones», pretende fijar las bases de la resurrección del partido tras los batacazos electorales de este año. Pero ha surgido un imprevisto que en junio, cuando se empezó a organizar esta cita, era una hipótesis casi descartada y ahora parece inevitable: la convocatoria de unas nuevas elecciones para el 10 de noviembre, es decir, en menos de dos meses, lo que parece poco tiempo para girar un trasatlántico.

En la convención no habrá debate. Las ponencias no serán votadas. El PP asegura que los ponentes han recogido ya las aportaciones que internamente han hecho los afiliados sobre sus textos base. De esta forma, el programa es en la práctica una sucesión de discursos.

El viernes, además del discurso inaugural, se procederá a la «comunicación» de las seis ponencias sectoriales, para lo que sus autores dispondrán cada cual de quince minutos. Se hablará de «Igualdad inclusiva», «Emprendimiento», «Relato democrático, prevenir la radicalización», «Defensa del Medio Natural Vasco» (cuya redacción encargaron a Borja Sémper, entre otros), «Reto demográfico» y «Educación» (en la que ha intervenido Iñaki Oyarzabal).

Defensa del foralismo

El sábado será el día de exponer la ponencia económica, redactada por Ana Morales e Iñigo Marco-Gardoqui, y la política, encargada a la secretaria general del PP Vasco, Amaya Fernández, y el historiador Esteban Goñi.

En el documento político se incide en la defensa del foralismo y del Concierto Económico, aunque entendido también como un intento de reforzar el poder de las diputaciones y restar capacidad ejecutiva al Gobierno de Lakua. Además, «la foralidad es también una forma de ser español», según palabras de Alfonso Alonso.

La coautora de la ponencia, Amaya Fernández, apuntó esta misma semana que el documento, que tiene apoyo unánime, está dirigido a «recuperar el espacio perdido». Se trata de «una hoja de ruta política para recuperar la confianza de los vascos» y que el PP de la CAV «recobre fuerza como esa casa común del constitucionalismo», de la que dejó fuera al PSE, porque se ha convertido en «la muleta del nacionalismo».

¿Euskadi Suma?

Pero en este intento de resurrección del PP Vasco se va a cruzar, parece que ya inevitablemente, la convocatoria de elecciones para el 10 de noviembre. Es decir, un nuevo test de estrés sin tiempo para rodar los resultados de esta convención.

El primer escollo será la propuesta que está defendiendo el presidente del PP, Pablo Casado, de aliarse con Ciudadanos y Vox, en la coalición España Suma, que en la CAV tendría su traducción en un Euskadi Suma o incluso se habla de la denominación País Vasco Suma.

Alfonso Alonso dice que ni siquiera contempla unirse a Vox y en cuanto a Ciudadanos –a quien ya invitó el 28 de abril– les exigiría que acepten la foralidad, el Cupo y el Concierto.

Pero dentro del PP de la CAV sí hay quienes defienden la coalición, como la líder de Bizkaia, Raquel González, partidaria de «explorar y llegar lo más lejos posible» con País Vasco Suma. También lo apoya Bea Fanjul, que fue la última candidata al Congreso por este territorio.

La cuestión de los candidatos también será controvertida. Para el 28 de abril Casado nombró directamente a Fanjul y a Iñigo Arcauz en Gipuzkoa, por encima del aparato regional y con poco éxito. Además, Javier Maroto se ha marchado a Sotosalbos y no se entendería su vuelta a Araba.

VIERNES Y SÁBADO


La convención, con el lema «hay razones», se dedicará a comunicaciones sectoriales la tarde del viernes y a presentar la ponencia política y económica el sábado por la mañana. Alonso y Casado cerrarán el acto.