20/09/2019

La absolución de exdirectivos de Tepco enfada a los evacuados de Fukushima
GARA|TOKIO

«Incomprensible» y «horroroso» fueron algunos de los calificativos empleados ayer por los evacuados de Fukushima tras el accidente en la central nuclear de Fukushima el 11 de marzo de 2011, decepcionados y furiosos ante la sentencia que absolvió a tres exdirectivos de Tepco, la compañía que operaba la planta, acusados de negligencia ante el riesgo de tsunami.

Ese era el sentimiento de cientos de personas reunidas ante el tribunal, muchos de ellos desplazados desde hace ocho años y medio e incapaces de decidir dónde vivir. Todos coinciden en que la ausencia de culpables les impide hacer su duelo.

La sentencia en primera instancia no pone fin al proceso ya que puede ser apelada. Para los demandantes, el juicio de los exdirectivos de Tepco es la única ocasión de ver a personas juzgadas penalmente por el accidente nuclear que obligó a más de 150.000 habitantes a abandonar sus hogares.

Acusación ciudadana

La Fiscalía se negó dos veces a iniciar una acción judicial al creer demasiado frágiles las pruebas, pero una acusación ciudadana le obligó a actuar.

La denuncia hacía referencia a si los directivos de Tepco fueron negligentes al no tomar medidas ante un riesgo de tsunami que podía superar la capacidad de resistencia de la central, situada junto al mar, y si esa falta de medidas fue la causa de la gravedad del accidente.

Los demandantes creen que Tepco debería haber atendido los estudios que mencionaban el riesgo de un tsunami de 15 metros. Sin embargo, el tribunal estimó que era difícil prever ese escenario y dijo que no había consenso entre los expertos sobre el riesgo elevado de un tsunami de tal magnitud.