22/09/2019

Madre astronauta
Víctor ESQUIROL

Zinemaldia sigue apostando por las odiseas espaciales con sello francés y toque femenino. Un año después del boom de “High Life”, de Claire Denis, con Robert Pattinson y Juliette Binoche, ha tocado probar suerte con “Proxima”, de Alice Winocour, con Eva Green y Matt Dillon.

Como viene siendo habitual en el género (pensemos, sin ir más lejos, en “Ad Astra”, de James Gray), la propuesta se explica con un juego de escalas. De la infinidad del espacio exterior pasamos a la intimidad de ese hogar que, muy a pesar de la protagonista, debe ser abandonado. Esto sí, la esfera espiritual por la que se mueve el referente citado se cambia aquí por un discurso de militancia feminista que muy fácilmente puede cuadrar con las sensibilidades progresistas de nuestros tiempos, pero al que le cuesta articular un relato mínimamente complejo (y por esto, verdaderamente interesante). Winocour habla de la conciliación familiar con esa brocha gorda que se puede justificar en las buenas causas que lleva por bandera. Lleva razón, sí, pero de una manera tan obvia, que acaba relegada a la más absoluta intrascendencia.