29/09/2019

Prisión preventiva para más de 1.000 detenidos en Egipto y recelo en la ONU
GARA|El cairo

Más de 1.000 personas se encuentran en prisión preventiva acusadas de participar en las protestas contra el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, que se desarrollan desde el pasado fin de semana.

Según el último recuento del Centro Egipcio de Derechos Económicos y Sociales, al menos 1.014 estarían en prisión preventiva y otras 1.052 presumiblemente detenidas. Solamente 9 personas habrían sido liberadas desde el día 20, según ese mismo recuento.

La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por la falta de garantías procesales y urgió a las autoridades egipcias a «respetar el derecho a la libre expresión» y el derecho a reunión.

Por su parte, el Gobierno egipcio calificó de «inaceptable» el comunicado de la ONU. El portavoz del Ministerio de Exteriores añadió que «se basa en información no documentada» que se extrae de hipótesis erróneas y aseveró que «juzgar con celeridad refleja falta de profesionalidad».

Uno de los instigadores de esas protestas ha sido el empresario egipcio, Mohamed Ali, residente en Barcelona, aunque su última convocatoria no fue secundada anteayer.

El Gobierno, por su parte, blindó el centro de El Cairo, donde se encuentra la plaza Tahrir, símbolo de la Primavera Árabe de 2011 y movilizó a los seguidores del presidente Al Sisi.