08/11/2019

Concentración en Barakaldo para rechazar la agresión a una mujer

Mientras en Baiona y otras ciudades del país protestaban por la muerte de una mujer a causa de la violencia machista, en Barakaldo salían a la calle para rechazar la agresión sexual denunciada el miércoles por una mujer y que ocurrió el lunes. La Ertzaintza investiga la denuncia y ayer detuvo a dos hombres como presuntos autores de la agresión. El Ayuntamiento se personará como acusación popular, y Argitan y el Grupo Antiagresiones pidieron medidas.

GARA|BARAKALDO
1108_eh_barakaldo

Vecinas y vecinos de Barakaldo se concentraron la tarde de ayer para solidarizarse con la mujer que el miércoles denunció una agresión sexual y rechazar firmemente la violencia machista, que en Baiona se ha cobrado la vida de otra mujer estos días. De hecho, la protesta de Barakaldo coincidió en el tiempo con las de la capital labortana, Bilbo, Donostia y Gasteiz, donde se denunció la muerte de esta mujer de 53 años (ver página 18).

Respecto a la agresión sexual de Barakaldo, y al margen de las fake news que se extendieron rápidamente por las redes sociales, los datos de la Ertzaintza y del centro asesor de la mujer de Barakaldo, Argitan, explicitaban que el ataque sucedió este lunes y fue el miércoles cuando la víctima puso la denuncia ante la Policía autonómica.

La agresión ocurrió en una habitación alquilada de una vivienda. La mujer –mayor de edad– estaba con dos hombres, que eran conocidos suyos, y al tiempo –no se sabe cuánto– se percató de que había sido violada. La Ertzaintza pasó toda la noche en el piso, recabando pruebas, y ayer por la mañana detuvo a los dos varones que, según confirmaron Efe y Europa Press, tienen 19 y 20 años.

«Responsabilidad de todos»

En la protesta de Herriko Plaza, los concentrados permanecieron quince minutos en silencio tras una pancarta con el lema “Erasorik ez erantzunik gabe”. En un comunicado leído al término del acto, el Grupo Antiagresiones de Barakaldo aseguró que no es «un caso aislado» ni «un conflicto privado».

Señaló que es «responsabilidad» de todos que «los agresores entiendan que su actos no quedan impunes y tienen consecuencias» y pidió al Ayuntamiento que aporte «los recursos necesarios que garanticen los derechos de todas las mujeres». Por su parte, Argitan exigió a las instituciones que pongan en marcha «medidas que garanticen la seguridad de las mujeres» porque, según recalcó, «de nada sirven las declaraciones y los propósitos si luego esto no se traduce en políticas que de verdad combatan la violencia».

La alcaldesa Amaia del Campo (PNV), por su parte, reclamó que se actualice el Código Penal para que «estos delitos repugnantes contra las mujeres reciban el castigo que merecen».

El 25 de noviembre es el día contra la violencia contra la mujer y animaron a los presentes a salir a la calle esa jornada.

 

Tantos casos como en todo 2018 en el primer semestre del año

La violencia machista no es una suerte de casos aislados. El centro asesor de la mujer Argitan explicó que en Bizkaia se producen ocho denuncias diarias por violencia machista, tanto física como sicológica. Este centro ha atendido de enero a junio a 38 mujeres agredidas, lo que implica que en seis meses se ha detectado el mismo número de casos que en todo 2018.

La asociación ofrece a las mujeres de Barakaldo, desde hace 23 años y de forma gratuita, un punto de información sobre sus derechos, asesoramiento jurídico y sociolaboral, así como atención sicológica. Funciona mediante cita previa, solicitada a través del teléfono 944 782 102.

En el primer semestre ha asistido a 167 mujeres, un 14% más que en el mismo periodo del año anterior. Del conjunto de atendidas, un 23% (38 personas) ha declarado haber sufrido violencia machista, lo que representa un 65% más en relación a los seis primeros meses de 2018, cuando hubo 23 casos de agresiones. Estos resultados coinciden con la tendencia señalada por la Ertzaintza en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, donde los malos tratos en el ámbito familiar han subido en 2019 un 35%, si bien las agresiones sexuales han bajado un 6,6%. De enero a junio, 2.207 mujeres fueron víctimas de violencia y se interpusieron 2.597 denuncias. Las víctimas tardan una media de 11 años y medio en pedir ayuda, según un estudio del Ministerio español de Igualdad. GARA