09/11/2019

Vox solo propone rescatar la «ingeniería jurídica» que ilegalizó doce siglas vascas

La proposición aprobada en la Asamblea de Madrid para «instar al Gobierno de la Nación a la ilegalización inmediata de aquellos partidos separatistas que atenten contra la unidad de la Nación con los instrumentos legales a su alcance o procediendo a las reformas legales que habiliten a ello» reproduce el sistema que prohibió doce siglas vascas.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
1109_eh_abascal

La proposición no de ley aprobada por la Asamblea de Madrid a propuesta de Vox y con el apoyo de PP y Cs reproduce los mismos procesos, incluida la «ingeniería jurídica», que PP y PSOE, y en algún caso hasta el PNV, emplearon para ilegalizar una docena de siglas vascas, incluir algunas de ellas en la lista de «grupos terroristas» y retirar subvenciones y ayudas públicas.

El primer punto aprobado en la Asamblea de Madrid insta «al Gobierno de la Nación a la ilegalización inmediata de aquellos partidos separatistas que atenten contra la unidad de la Nación con los instrumentos legales a su alcance o procediendo a las reformas legales que habiliten a ello».

Por este medio, con los votos de PP y PSOE –entre otros– el Congreso instó en 2002 a la ilegalización de HB, Batasuna y Euskal Herritarrok. Después, a través de una lectura extensiva y de elementos de «ingeniería jurídica» se fueron ilegalizando partidos y agrupaciones de electores como ANV, Askatasuna, ASB, Aukera Guztiak, AuB, Sozialista Abertzaleak, Herritarren Zarrenda y D3M». También se han ilegalizado organizaciones juveniles y plataformas de apoyos a los presos.

Lista de «grupos terroristas»

El segundo punto aprobado en la Asamblea de Madrid reclama «instar a la Unión Europea a que inscriba a los denominados como CDR, en la lista de organizaciones criminales y terroristas, remitiendo a tal fin expediente con los datos relativos a la investigación judicial seguida por la Audiencia Nacional».

Al margen de que contra los CDR no hay ninguna sentencia firme, cabe recordar que Batasuna KAS, Xaki, Ekin, Jarrai-Haika-Segi, Gestoras Pro-amnistía y Askatasuna ya estuvieron en la lista de «organizaciones terroristas» de la UE.

Denegar dinero público

Por último, la Asamblea de Madrid demanda que «se proceda de inmediato a suspender cualquier pago y en su caso a revocar y ordenar el reintegro de todo tipo de subvenciones o ayudas públicas que pudieran estar percibiendo de cualquier organismo público autonómico, los denominados CDR o cualquier otra asociación u organización que tenga relación directa o indirecta con la misma»

Además de que toda sigla ilegalizada en Euskal Herria perdió cualquier forma de financiación, ahora que el TS ha absuelto a Juan María Atutxa por no haber disuelto el grupo parlamentario de Abertzale Sozialista, cabe recordar que sí que le denegó retribuciones que le correspondían.

 

Nada menos que 50.000 vascos «contaminados»

La ilegalización de Batasuna y de todas las siglas y agrupaciones de electorales, hasta la docena, que con posterioridad trataron de representar a la izquierda abertzale en las instituciones vascas, estatales y europeas supuso que hasta unos 50.000 vascos y vascas acabaron estando «contaminadas» pudiendo dar lugar a la prohibición de una candidatura.

En un primer recuento y analizando los motivos que los tribunales aducían para ilegalizar candidaturas, GARA calculó que unas 40.000 personas estaban estigmatizadas. Para prohibir una lista bastaba que tuviera integrantes que en su día hubieran sido cargos o candidatos de Herri Batasuna, interventores o apoderados, e incluso se echó mano de que alguien hubiera participado en una manifestación, aunque fuera legal.

La cifra fue creciendo de forma exponencial con cada lista prohibida. Cuando por fin EH Bildu pudo presentarse, se supo que el Ministerio de Interior disponía de un fichero de 50.000 personas que no podían ser candidatas.I.I.

LEY DE PARTIDOS


Aunque el Gobierno de Sánchez diga que estudiará si el acuerdo de la Asamblea de Madrid se puede recurrir al TC, lo cierto es que como replica Pablo Casado, del PP, su contenido se atiene a la Ley de Partidos.

PP Y CIUDADANOS


Representantes de Partido Popular y Ciudadanos tuvieron que caminar ayer por la cuerda floja de justificar su voto en la Asamblea de Madrid y tratar de marcar algún tipo de distancia con Vox.