21/11/2019

Grecia trasladará a los migrantes de las islas a centros de internamiento

Grecia cerrará los campos de refugiados en sus islas y los reemplazará por centros de detención más restrictivos en el marco de su nueva política migratoria. «No pueden circular por el país sin restricciones y se debería enviar un claro mensaje a los que piensan en venir al país ilegalmente cuando no tienen derecho al asilo. Deberían darse cuenta de que si pagan dinero a un traficante para traerles a Grecia lo perderán», dijo el portavoz del Gobierno.

GARA|ATENAS
1121_mun_grecia

El nuevo Gobierno griego anunció ayer que hasta comienzos del próximo año serán trasladados 20.000 migrantes de las islas del Egeo al continente y que paulatinamente irá sustituyendo los campamentos actuales por Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Unos 36.400 solicitantes de asilo y refugiados se encuentran en los centros de las islas griegas próximas a Turquía, según los últimos datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Entre los centros que cerrarán figuran el conocido campo de Moria, en la isla de Lesbos. Creado para acoger a 3.000 personas, en la actualidad residen en él más de 15.000. El domingo, un bebé congoleño murió en este campo por deshidratación.

El pequeño fue llevado al centro de atención sanitaria de Moria el pasado domingo, cuando se detectaron síntomas de deshidratación debido a una patología. Después, fue trasladado a la ciudad de Mitilene, donde solo se pudo certificar su muerte. Su familia había tramitado la petición de asilo.

Ahora, este campo será reemplazado por una instalación cerrada que procesará las nuevas llegadas y a las personas cuya solicitud de asilo sea rechazada.

Los CIE, en los que habrá también mujeres y niños, serán construidos en el transcurso de los próximos seis meses en las islas de Lesbos, Quíos, Samos, Leros y Kos, que constituyen las principales vías de entrada desde Turquía hacia la UE.

«No pueden circular por el país sin restricciones y se debería enviar un claro mensaje a los que planean o piensan en venir al país ilegalmente cuando no tienen derecho al asilo. Deberían darse cuenta de que si pagan dinero a un traficante para traerles a Grecia lo perderán», afirmó en rueda de prensa el portavoz del Gobierno, Stelios Petsas.

Los centros de registro en las islas del Egeo, con una capacidad para 5.800 personas, acogen en la actualidad a más de 37.000. Los CIE tendrán una capacidad de alojamiento para alrededor de 25.000 personas.

Del total de 20.000 personas que serán trasladadas a la parte continental, 5.000 serán alojados en hoteles y los demás en instalaciones de acogida existentes. El Gobierno anunció que el personal de los CIE estará conformado prioritariamente por gente de la población local.

Además, Petsas señaló que se prevén inversiones en las infraestructuras de sanidad y escolares locales, así como mantener por un año más el IVA reducido en esas islas, introducido por el Ejecutivo de Alexis Tsipras.

El viceministro de Defensa, Alcibíades Stefanís, encargado de la coordinación de la gestión de la crisis migratoria, destacó por su parte que habrá un mando unificado de todas las fuerzas –Policía, Guardacostas, Fuerzas Armadas– implicadas en la vigilancia de las fronteras, y anunció que próximamente serán contratados 1.200 guardias fronterizos más para impedir las llegadas de refugiados y blindar las fronteras.

De este total, 400 serán desplegados en la frontera terrestre greco-turca terrestre y los demás en las islas.

Además, Stefanís anunció la contratación inminente de otros 500 empleados para el Servicio de Asilo en el marco del esfuerzo del Gobierno por acelerar el examen de las demandas.

Según los datos gubernamentales, actualmente hay 67.000 demandas de asilo pendientes.

 

MSF alerta del deterioro de la situación en Bosnia

Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó ayer del deterioro de la situación de los 6.000 migrantes que se encuentran en Bosnia. «Los campamentos formales no brindan servicios adecuados y las tensiones son frecuentes por lo que muchos optan por permanecer fuera de los campos. La situación es particularmente preocupante en los alrededores de Bihac y Velika Kladusa, donde más de 3.800 personas están fuera de los campamentos formales», subrayó.

Las autoridades de Bihac trasladaron a quienes viven fuera de los campamentos oficiales a Vucjak. MSF denunció que «el nuevo emplazamiento ni siquiera cumple con los estándares mínimos. No hay suministro de electricidad, el acceso a agua y saneamiento es muy limitado. La zona está rodeada de minas terrestres y el suelo está contaminado con gas metano. Todo esto mientras la policía fronteriza sigue rechazando a quienes tratan de llegar a Europa empleando una violencia cada vez mayor».GARA

OCEAN VIKING


El barco humanitario Ocean Viking, de MSF y SOS Mediterranée, ha rescatado a 125 migrantes en dos operaciones en el Mediterráneo y ahora espera la autorización de algún país europeo para desembarcar. Ayer socorrieron a 30 personas cuando navegaban hacia Europa en una barcaza en situación de dificultad. El miércoles rescataron a otras 95, entre ellas cuatro embarazadas y seis niños pequeños.