26/11/2019

Reportaje
 
EL BREXIT HACE EXTRAÑOS COMPAÑEROS DE CAMA EN EL NORTE DE IRLANDA

Si las elecciones en el norte de Irlanda siempre se han basado en la división entre el nacionalismo y el unionismo,, en esta ocasión un nuevo factor ha cambiado las estrategias electorales de los partidos norirlandeses: el Brexit.

Soledad GALIANA
1126_mun_farage

El brexit ha provocado profundas pasiones en el norte de Irlanda, y una elección dará a los votantes otra oportunidad de expresar si sus preferencias se encuentran en la unión del norte con Gran Bretaña o en la permanencia dentro de la Unión Europea: se erigirá la frontera en Irlanda, entre el norte y el sur de la isla, como prefiere el DUP, o en el Mar de Irlanda, tal y como plantea el último tratado de Salida acordado por el gobierno británico y la UE y que es la opción aceptable para la mayoría de las organizaciones políticas norirlandesas, ya que Verdes, Sinn Féin, el SDLP y Alliance claramente quieren permanecer dentro de la UE, y el nuevo líder del UUP también favorece la permanencia en la UE sobre el acuerdo actual de salida.

Así pues, la estrategia de los partidos políticos ha variado en estas elecciones. Las alianzas electorales no son nada nuevo en las elecciones al parlamento de Westminster en el norte de Irlanda, pero esta vez la dinámica ha sido modificada por el Brexit. Sinn Féin y el SDLP han decidido no presentar candidaturas en tres distritos electorales en un esfuerzo por ayudar a los candidatos que apoyan la permanencia en la UE y derrotar a los candidatos del DUP que abogan por un Brexit sin acuerdo.

La decisión del SDLP de no presentar candidatura en el norte de Belfast por primera vez en su historia refuerza las posibilidades del candidato de Sinn Féin y actual alcalde de Belfast, John Finucane –hijo del abogado Pat Finucane, asesinado por paramilitares lealistas en 1989–, de derrocar al vicepresidente del DUP, Nigel Dodds. Sinn Féin ha correspondido en el sur de Belfast, dejando el campo libre a Claire Hanna del SDLP a ganarle otro escaño al DUP. Ambos partidos han renunciado a presentar candidatos en East Belfast y North Down, para ayudar con sus votos a la líder del Partido de la Alianza, Naomi Long, y a la unionista independiente Lady Sylvia Hermon, respectivamente, aunque el anuncio de Hermon el 6 de noviembre de que no se presentará a la reelección obligará a los partidos a replantearse su estrategia en este distrito electoral. Por su parte, los Verdes ya han anunciado que no presentarán candidatos en los distritos de Belfast y han pedido a sus votantes que apoyen a los partidos comprometidos con la permanencia en el UE.

Por el contrario, en las filas unionistas, el Brexit ha puesto fin a la reciente cooperación en distritos marginales donde el UUP y el DUP se aliaban para desbancar a los candidatos nacionalistas. El nuevo líder del Partido Unionista del Ulster (UUP), Steve Aiken, anunció su intención de presentar candidatos en los 18 distritos electorales, aunque finalmente han decidido no presentar candidato en el Norte de Belfast para ayudar a las oportunidades de Dodds. Esta decisión ha provocado acusaciones de hipocresía, dada la crítica del UUP al DUP por su apoyo político a Boris Johnson, quien les traicionó con su Acuerdo de Salida de la UE al trazar la frontera comercial en el mar de Irlanda y abandonar las aspiraciones del DUP de una frontera comercial entre el norte y sur de la isla.

Por su parte, el Partido de la Alianza, que no se define como nacionalista o unionista –y que podría amenazar los escaños del DUP en el sur y este de Belfast– se ha negado a participar en ningún pacto y se presentará en los 18 distritos electorales.

En las elecciones al parlamento de Londres en 2017, el DUP ganó 10 escaños y el Sinn Féin siete, mientras que la sindicalista independiente Lady Sylvia Hermon retuvo su asiento en North Down. Está por ver cómo el Brexit, la unidad de facto de Irlanda y la insatisfacción causada por tres años de vacío de poder en Belfast alterarán finalmente esos resultados.

 

Acuerdo Remainer en Gales y cesión a medias de Farage a los conservadores

El Partido Liberal Demócrata ha llegado a un pacto con los nacionalistas galeses del Plaid Cymru y con el Partido Verde para presentar un único candidato proeuropeo en un total de 60 circunscripciones–40 de ellas en Gales– ,aumentando así las posibilidades de hacerse con esos escaños en las elecciones del 12 de diciembre. El único candidato que se presente defenderá que se dé marcha atrás en el proceso de salida de la Unión Europea.

Los laboristas no han suscrito acuerdo alguno de ese tipo pero el partido soberanista escocés (SNP) ya le ha advertido de que si necesitara sus votos para lograr una mayoría parlamentaria debería aceptar un segundo referéndum.

Pero no solo ha habido movimientos de este tipo en el campo Remain. El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, ha aceptado retirar 317 candidatos que se iban a presentar en circunscripciones con escaños ahora ocupados por diputados conservadores. en los que los laboristas se sitúan como favoritos. Aduce para ello que los tories no se han avenido a negociar candidaturas únicas. «Necesitamos diputados para obligar a Johnson a cumplir con el Brexit. GARA