16/01/2020

El Parlamento puede rechazar mañana «el 155 digital»

EH Bildu ha logrado que en el Parlamento de Gasteiz se convoque para mañana una sesión urgente de la Diputación Permanente en la que se abordará una proposición no de ley para rechazar el decreto-ley del anterior gobierno de Sánchez conocido como «155 digital» y pedir a Lakua que presente el recurso correspondiente. La urgencia, admitida por la Mesa, se debe a que el 5 de febrero vence el plazo para la presentación de los recursos contra el decreto-ley.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0116_eh_josu

El Parlamento de Gasteiz, a través de la Diputación Permanente, debatirá mañana una proposición no de ley para rechazar y recurrir el «155 digital», decreto-ley aprobado por el anterior gobierno de Sánchez que permite cerrar una web o intervenir una red cuando el Ejecutivo, sin intervención judicial, decida que puede estar en peligro el orden público.

El martes, la Mesa de la Cámara maniobró para que la proposición no de ley presentada por EH Bildu pudiera ser finalmente tratada por este método de urgencia. El hecho de que finalmente se haya aceptado la tramitación urgente y que el PNV y Elkarrekin Podemos se pronunciaran en contra del decreto hace prever que finalmente el texto que se apruebe sea favorable al rechazo y el recurso del «155 digital».

Diputación Permanente

En enero el Parlamento de Gasteiz es inhábil para la celebración de plenos. El primero del nuevo curso está convocado para el jueves 6 de febrero. Tarde, puesto que la víspera, el día 5, vence el plazo para poder presentar recursos al decreto-ley. Por eso la Mesa aceptó la convocatoria de la Diputación Permanente, una representación reducida del pleno prevista para ser convocada cuando no puede reunirse la Cámara al completo.

En la justificación de su propuesta el parlamentario de EH Bildu Josu Estarrona argumenta que, estando en funciones, el Gobierno español del PSOE modificó la ley mediante el Decreto-ley 14/2019, de 31 de octubre, a fin de asumir los servicios digitales de comunicación «cuando el orden público, la seguridad pública o la seguridad nacional estén en peligro». Según lo anterior, en adelante el Gobierno podrá asumir directamente los servicios de comunicación digitales, internet, sin orden judicial, «cuando el orden público, la seguridad pública o la seguridad nacional estén en peligro».

La formación independentista sostiene que el decreto no solo es «una clara amenaza contra derechos básicos recogidos en el derecho internacional», sino también «una invasión de competencias».

Por todo ello, EH Bildu propone al Parlamento que «rechace» este decreto. También «insta al Gobierno a que defienda los derechos básicos de la ciudadanía de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y que, por medio de los cauces y procedimientos establecidos a tal fin, adopte las iniciativas judiciales y políticas necesarias ante todas las instancias pertinentes».

República digital

Cuando el Gobierno de Sánchez en funciones aprobó este decreto el 4 de noviembre pretendía atacar la «república digital» para crear una administración digital catalana para hacer todo tipo de trámites. Además, la respuesta movilizadora de Catalunya contra la condena a los dirigentes independentistas estaba siendo coordinada por Tsunami Democrátic a través de medios digitales que constituían un verdadero dolor de cabeza para las autoridades españolas.

El 27 de noviembre fue ratificado en el Congreso con el voto del PP y CS. PNV y EH Bildu votaron en contra y UP se abstuvo desde su oposición al texto.