06/04/2020

La Policía turca impide despedir a la cantante Helin Bölek
GARA|estaMbul

La Policía turca impidió el sábado que cientos de personas pudieran despedir a la activista y cantante Helin Bölek, muerta el viernes a los 28 años tras 288 días en huelga de hambre en Estambul contra la represión del Estado, la persecución política de su banda musical, la izquierdista Grup Yorum, y por la liberación de siete miembros del grupo, según informó la agencia de noticias kurda Firat.

Las fuerzas de seguridad impidieron celebrar el funeral y practicaron numerosas detenciones entre quienes querían acudir al entierro de la joven.

El cuerpo debía ser llevado desde la «Casa de la Resistencia» en Küçük Armutlu, donde Bölek y su compañero en la banda Ibrahim Gökçek –que hoy cumple 294 días de ayuno– llevaban a cabo su protesta, al lugar de culto aleví Cemevi, en Okmeydani. Pero, según relató Firat, la Policía interceptó en Nurtepe al grupo que trasladaba el féretro y arrestó a varios familiares y a sus abogados, al tiempo que exigió el traslado del ataúd directamente al cementerio de Feriköy.

El bloqueo policial de los accesos al Cemevi y al Centro Cultural Idil en Okmeydani no impidió que cientos de personas se concentraran allí y se dirigieran luego al cementerio, pero antes la Policía intervino y practicó numerosos arrestos. Mientras la gente esperaba frente al Cemevi, las fuerzas de seguridad llevaron el féretro al cementerio.

Bölek y Gökçek fueron arrestados hace un año durante un registro en el Centro Cultural Idil acusados de pertenecer al prohibido Partido/Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C). Tras una huelga de hambre, que convirtieron en «ayuno de muerte», Bölek fue liberada en noviembre de 2019 y Gökçek, el 24 de febrero. Ambos mantuvieron su protesta por el fin de la persecución.

El viernes, Gökçek, en silla de ruedas, se despidió de su compañera asegurando que saldrán victoriosos «cueste lo que cueste» y volverán a dar conciertos.